martes, octubre 24, 2006

Una ventana al mundo de los muertos

Halloween, día de Todos los Santos, Samain... En defintiva el 01 de noviembre será festivo. Según podéis encontrar en distintas páginas de Internet, todo viene siendo lo mismo según el "cristal" con el que se mire. Cuando los romanos conquistaron el mundo celta y quisieron convertir a sus pobladores lo hicieron imponiendo su lengua y sus costumbres. Una de las formas de anular parte de sus creencias fue adoptar parte de sus ritos y adaptarlos. De esta forma, el original Samain pasó a ser el Día de Todos los Santos. Para los anglosajones es el Hallowen. Pero, ¿que era originalmente el Samain? En el mundo celta el año nuevo se producía con el cambio de estación: la entrada de la estación sombría. Muy lógico, ya que también implicaba cambios en las cosechas, recogida del ganado y otros cambios en los ciclos anuales de la naturaleza. En ese día se abría la ventana que separaba el mundo de los vivos del de los muertos, que regresaban para hacer una visita a los hogares terrenales. Este día se hacían hogueras, prendidas con ramas de serbal y tejo, árbol por cierto sagrado para los celtas, que guiaban a los difuntos a las casas de sus parientes. Al calor de estas lumbres los vivos y sus parientes muertos podrían compartir alimentos (los dulces preparados para tal ocasión) y regalos. Estamos ante una fiesta que se presta para conversar acerca de los celtas, los druidas, hoces de oro y árboles mágicos, "noites de luar"... Y como no, con una queimada que nos caliente el cuerpo. Más información? Probad en: http://members.fortunecity.es/ventero/misterio.html#El%20Samain o en un librito: "Samain, a festa das caliveiras" de Rafael López Loureiro

No hay comentarios:

Publicar un comentario