martes, noviembre 14, 2006

Cocinar con móviles (pero ojo, no todo el monte es orégano)

Hace unos días me llegaba un correo (supongo que a muchos de vosotros también) en el que se explicaba la potencialidad de los teléfonos móviles para cocer un huevo. La cosa era tan sencilla que poniendo un huevo entre 2 móviles conectados, las radiaciones de estos acababan dejano al pobre huevo cocidito después de unos 65 minutos. Ya había visto algo semejante circulando por ahí. Y me llamaban la atención varias cosas:

1) Que alguien comparara un huevo con la cabeza o el cerebro de una persona (bien pensado tampoco habría tanta diferencia en algunos casos) para simular los efectos de las ondas telefónicas... 2) Que hubiera que establecer una conexión entre ambos teléfonos: si no me equivoco, la "línea" no se establece directamente entre ellos, sinó que (aunque estén a 50 cm) la llamada pasa por una antena (podrían haber llamado a cualquier número). 3) Que esto no se les hubiera ocurrido antes a los que buscan evidencias de lo nefastos que son los móviles para la salud. El caso es que me corroía la curiosidad. Y he aquí que una de mis páginas web preferidas (que aprovecho para presentaros) me aporta la solución. No sólo nos explica físicamente por que no es posible, sinó que lo han comprobado (vídeo incluido) y han encontrado en Internet la "confesión" del autor de esta nueva... leyenda urbana? En fin lo dicho: no todo el monte es orgégano... ni todo lo que circula por Internet es verídico. Pero esto ya lo sabíamos y seguimos pecando de creernos un montón de cosas. Curioso pero inútil, una página sobre ciencia seria-entretenida-divertida y muchas otras cosas que ocupa un ligar privilegiado en mis "favoritos" de Internet.

1 comentario:

  1. muy bien Roberº!!! De nuevo aportándonos el punto de vista científico a los inocentes-crédulos que vamos por la vida creyéndonoslo todo.
    por cierto, muy interesante esa paginita, la visitaré más...

    ResponderEliminar