domingo, marzo 23, 2008

Amathes c-nigrum

Sobre una pared de la casa de Uxes, Óscar y Nico descubrieron a mediados de marzo esta mariposa noctura (o "mariposa turna" com diría Nico). Poca información he encontrado sobre ella. Su nombre, Amathes c-nigrum (pendiente de confirmar), hace referencia a la mancha en forma de "C" en las alas anteriores.

Parece ser una especie muy abundante en toda Europa, frecuente en campos abiertos y zonas humanizadas, su hábitat preferente. Según la guía Blume, la primera generación vuela a finales de la primavera y la segunda durante el verano e inicio del otoño. Supongo que estaremos ante una primera generación muy adelantada.

Ante nuestras molestias, reaccionó con la torpeza habitual de las nocturnas, tardando en calentar los músculos alares y realizando un vuelo errático hasta conseguir posarse en los arbustos cercanos donde le sacamos la foto de pérfil (en la que por cierto no se ve casi nada, excepto la "joroba" característica). Buscando en Internet, la información es muy escasa por lo que, a falta de otros recursos en estos momentos, se agradece cualquier información que podáis aportar para completar su biología.

domingo, marzo 16, 2008

Agalla del roble

Especie: Cynips coronatus
Familia: Cynipidae
Orden: Hymenoptera
Clase: Insecto

Agallas del roble/Cecidias
Carrabouchos, crocas

Si has visto alguna vez las agallas del roble (Quercus robur), es posible que te hayas preguntado que son o como se han formado. No tienen nada que ver con las bellotas. Son la reacción del árbol a la puesta de un insecto, en este caso una pequeña avispilla de nombre Cynips coronatus .

En estas fotos puedes ver una "secuencia" de lo que hemos encontrado al abrirla. Si bien es muy común encontrarla vacía, en este caso, abriendo varias recogidas en el mismo árbol nos hemos encontrado con esto.

Lugar:Veigue-Oleiros-A Coruña
Fecha: 23/02/08

La larva es un gusano de color blanquecino o amarillo cremoso, de apenas 3 mm de longitud. El adulto, la avispa apenas llega a los 5 mm de longitud. El abdomen está muy engrosado con un bandeado claro-oscuro en tonos marrones. Destacan unas largas antenas. Los factores mecánicos y químicos de la puesta de huevos induce en el Quercus la formación de tejidos mediante la secreción hormonal. En algunas ocasiones, es la actividad de la propia larva al alimentarse la que promueve la formación de la agalla. En cuanto a la respuesta evolutiva, la mejor explicaciónm es la que nos habla de un valor adaptativo para el insecto que mediante la formación de estas estructuras por el roble consigue una mejora nutricional, una ventaja microambiental y una mejor defensa ante los enemigos. Así como algunos insectos gallícolas pueden perjudicar a sus plantas, Cynips coronatus parece no producir ningún efecto negativo. Pero no solo nuestra avispilla se aprovecha de la agalla. Otra mucha fauna encuentra altamente interesante esta estructura en forma de cobijo o alimento: hongos, escarabajos, pequeños lepidópteros, hormigas, arañas… e incluso ciertos pájaros que ocasionalmente se alimentan de ellas. Todo un mundo en miniatura.

Más información en: www.luarnafraga.org