jueves, noviembre 27, 2008

El letargo de los tritones

Una vez más por cuestiones de trabajo (bendito trabajo el mío!!!) me ha tocado pasear por O Courel. De nuevo la ruta por el Alto do Couto y la Devesa da Rogueira, con parada obligada en la laguna glaciar de Lucenza. En esta ocasión, ante la falta de lluvias, estaba prácticamente seca y sólo quedaban algunos charcos en su extremo sur. Y allí, en la orilla, debajo de las piedras de mayor tamaño, se nos ocultaban los tritones. Aquí, a casi 1600 metros de altitud y en la falta de agua, bajo la misma piedra encontramos 18 individuos de dos especies. El más abundante, el tritón ibérico (Triturus boscai). Dice Pedro Galán en su guía "Anfibios e réptiles de Galicia" que en las frías comarcas del interior muchos pasan el invierno en tierra, aunque no suelen entrar en una auténtica hibernación. Junto al ibérico, mezclado, mucho más llamativo y espectacular, el tritón jaspeado (Triturus marmoratus) estará activo desde mediados de noviembre hasta mayo. Es decir, que los hemos molestado en su último "sueño" a la espera del agua invernal. Por lo demás. la Sierra y la Devesa siguen como siempre. O no. Cada vez parece que más gente cruza estos caminos, con lo que pierden parte de su soledad, de su misterio y, seguramente, de su biodiversidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario