jueves, enero 01, 2009

Uno de enero: bici-bichos en Sabón

Uno de enero de 2009. 8:30 de la mañana y ya no aguanto más en cama. Está amaneciendo, así que decido movilizarme. ¿Ir a ver bichería? o mejor ¿un paseíto en bici? Pues decido ambas cosas. Cargo el telescopio y los prismáticos en la mochila y me subo a la bici para ir hasta Sabón a ver que se cuece por allí. A los 10 minutos ya no me parece tan buena idea. La mochila pesa mucho. El viento sopla en contra. Y pesan los años y los kilos. Llego al embalse de Sabón y preparo el telescopio. ¡Horror! Que sosito está todo. ¿Es que las aves del embalse también tienen día festivo? Cormorán grande, garza real, focha común, ánade real, porrón moñudo y mucha gaviota patiamarilla. Y alrededor un bonito grupo de jilgueros, algún zorzal, mirlos y poco más. Ante este panorama vuelvo a la bici y me dou a dar una vuelta a estudiar a los "otros bichos". Que contraste entre las tres diferentes poblaciones que me encuentro: 1) sufridos trabajadores con turno indecente (vigilantes en el polígono sobre todo), 2) abueletes paseando los perros y señoras mayores que no perdonan su paseo matinal ni hoy ("Feliz año, chaval"; ¿irá por mi?), 3) y por supuesto los pingüinos que vuelven de la fiesta nocturna para pasar el primer día (digo día, no noche) del año con resaca, pies doloridos por los zapatos inacostumbrados y el cuerpo mazado. Ojalá que ellos también lo hayan disfrutado. Disfrutado como yo este primer momento del año. Que siga bien para todos. PD: para estar al día de la bichería en Sabón recomendamos este blog de Xabi Varela.

2 comentarios:

  1. E logo os teus dous acompañantes, non madrugaron hoxe para acompañarte?

    ResponderEliminar
  2. Os acompañantes habituais estaban no limbo, durmindo a resaca do día 1 de xaneiro, que na noite de fin de ano se portaron como uns campeóns.

    ResponderEliminar