miércoles, mayo 20, 2009

El Castro de Elviña, un viaje a nuestro pasado

El Castro de Elviña es uno de esos lugares en los que se respira historia. En las afueras de la ciudad de A Coruña era, hasta hace poco, un lugar olvidado y casi inaccesible. En los últimos años se han recuperado las campañas de excavación, el desbroce y las visitas guiadas. Todos los días en verano y los domingos del resto del año, podemos disfrutar de un recorrido gratuito con todo lujo de explicaciones. Allí hemos estado. En internet y en la bibliografía podeis encontrar datos suficientes y precisos sobre el castro, así que aquí os dejamos más que nada nuestras impresiones. Desde pequeño siempre habí oído hablar del Castro y su historia, pero siempre que había ido me había dado una sensación de abandono total, lleno de maleza, aspecto descuidado y una torre de alta tensión en medio de la "croa". Además, un vallado metálico impedía el acceso. Hoy por fin esto se ha superado.
Muralla exterior
Empieza la visita recordando lo que es la cultura castrexa (s -IX a s III) y la importancia que tuvo en el desarrollo del noroeste peninsular hasta la llegada de los romanos. Ascendemos lentamente sin perder detalle y cruzamos la muralla exterior, de la época romana, lo que según nos indican puede comprobarse por la estructura y colocación de las piedras. A continuación vemos unas construcciones que podría ser una fundición: se encontraron cenizas y escorias y un canal para agua. Enfrente aparece la muralla que rodea la "croa" y una de sus entradas (al suroeste), pero antes de entrar, observamos otras construcciones ovaladas y una muralla intermedia (del s I). Desde un poco más arriba observamos el paisaje al oeste: el valle de Feáns, que pudo ser tierras de cultivo de los castrexos. Y mediante unas escaleras de madera accedemos a la "croa", al núcleo del castro.
Acceso a la "croa"
Aparecen las distintas construcciones, rectangulares, ovaladas, restos de molinos de mano incorporados a las paredes, desagües, hogares, etc. Desde lo alto, comprendemos como elegían estos habitantes el emplazamiento de los castros. Dominaban todo el entorno de la bahía coruñesa. Hacemos el esfuerzo de imaginarnos el paisaje sin los eucaliptos, la ciudad... y sin la torre de alta tensión (difícil, difícil). Salimos de la "croa" por el sureste. Impresiona el grosor de la muralla, la rampa y los dos torreones. Ya en el exterior paramos en la Casa de la Exedra (llamada así porque originalmente se pensaba que era lugar de reuniones) y en el Templo del Ídolo Fálico (por haberse encontrado un relieve relacionado con la fertilidad). Una de las construcciones más espectaculares es el aljibe, un pozo con acceso por dos escaleras laterales y un manantial, que servía como depósito de agua. Los muros exteriores de esta aljibe son modernos (s XVIII?) hechos para evitar que el ganado cayera al interior. Y por último, paramos en la Casa del Tesoro, una construcción rectangular en una de cuyas esquinas se encontró el Tesoro de Elviña: una diadema-cinturón, una gargantilla y un collar actualmente depositado en el Museo Arqueológico. La visita guiada (aproximadamente 1 hora) es muy muy recomendable (es la única forma de poder visitar el Castro) y una opción de aprender y entreternos una mañana de domingo. Gracias a la guía por su atención y empeño.
Aljibe
Rampa y torreones en la muralla de la "croa"
Casa de la Exedra
Construcción en la "croa" con hogar
Muralla interior
Fundición
Casa del Tesoro
Ver Castro de Elviña en un mapa más grande Aquí tenéis información: Mueso arqueolóxico Castillo de San Antón: para más información para las visitas. Celtiberia: web de intercambio de información de prehistoria y protohistoria de la Península Ibérica. Vídeo de La Voz de Galicia: vídeo realizado durante una visita guiada Galipedia: artículo de la Wikipedia en galego

No hay comentarios:

Publicar un comentario