domingo, diciembre 06, 2009

Ruta en la Serra do Courel: alrededor del Formigueiros

Longitud: aprox. 8,5 km
Duración: entre 3,5 y 4 horas (sin paradas)
Punto más alto: Teso das Papoulas (1603 m)
Punto más bajo: entrando en la devesa (1260 m)

Época recomendable: cualquiera. En invierno cuidado con la nieve y en verano cuidado con el exceso de sol en la segunda parte de la ruta. En cada época la devesa tiene un encanto diferente.

De entre las muchas rutas que se pueden hacer en el entorno de la devesa da Rogueira, el bosque más significativo de la Serra do Courel (Lugo), esta es de las más asequibles, tanto por el desnivel, como por ser circular.



Salimos de Alto do Couto (donde acabaremos) y cogemos el sendero que parte junto a los paneles de ruta (a la derecha de la carretera si estamos subiendo). Al principio el sendero es ancho y claro. en un kilómetro se adentra en la parte alta de la devesa da Rogueira. El camino se hace más estrecho y vamos por la sombra de los árboles. Debemos ir atentos a no salirnos en un par de cruces a la derecha que nos llevarían al Centro de Interpretación de Moreda. Después de 2 km nos encontramos con otro cruce a la derecha, en forma de T, bastante marcado (si hay suerte estará allí tirando un cartel con la señal de ruta). Es la bajada por la devesa hacia el CI. Seguimos de frente. En seguida hay un cruce a la izquierda, muy cerrado, que nos lleva (en cinco minutos) a las Fontes do Cervo. Regresamos al camino y seguimos adelante, entre arbustos hasta alcanzar una zona despejada, la "louseira dos Carrís". Es un buen sitio para hacer un descanso prolongado y admirar las vistas.



A la salida de la louseira saltamos al nivel de una pista. A la derecha (NW) bajaríamos hacia Parada (otro día describimos este tramo). Seguimos a la izquierda (SE) en ascensión. Y llegamos a una parte llana, paso entre las laderas de los montes. Es la Campa da Lucenza. En este cruce ( pk 4,5)hay varias opciones: al SW, subir hacia el Pia Paxaro; de frente, al SE, descender a la laguna de A Lucenza y a A Seara; o pegar un giro hacia el NW y seguir subiendo. Esta última es nuestra opción.

Ascendemos hasta el punto más alto de la ruta, pasando por el Teso das Papoulas (1603 m). Un cartel indica "Paso peligroso", pero es para vehículos todoterreno; a pie no hay ningún problema. Bajamos, con cuidado en zig-zag y alcanzamos la boca da Rogueira. Un sendero sale hacia el W en dirección a las fontes do Cervo, pero suele estar muy cerrado de vegetación, y un poco más adelante hay la opción de ascender al Formigueiros campo a través. Seguimos de frente por la pista, que es ancha y despejada, con vista al S hacia el valle de Visuña. Después de una ligera subida (aprox. en el pk 6,5) hay un cruce a la izquierda. Si siguieramos de frente avanzaríamos por una larga pista en dirección a A Seara. A la izquierda, y ya todo en descenso durante algo más de 1,5 km regresamos al alto do Couto, saliendo a la zona de aparcamiento que hay justo en lo alto.




Los puntos kilométricos son sólo una referencia, tomados sobre SIGPAC. La ruta es de dificultad moderada, pero haciéndola con calma y suficientes paradas es apta para todos (teniendo en cuenta que no deja de ser una ruta de montaña). algunos tramos se hacen más duros: desde la louseira hasta la Campa da Lucenza y desde esta hasta el Teso das Papoulas.



Otras alternativas en el entorno de la devesa da Rogueira:
- Devesa da Rogueira desde Moreda (y en lo alto hacer cualquier variante)
- Ruta desde o hacia A Seara por Lucenza (y en la campa, hacier cualquier variante)
- Descendo de la devesa por Parada y vuelta a Moreda y al Centro de Interpretación
(en breve intentaré colgar los planos y accesos de estas variantes)

1 comentario:

  1. Mira que hace que no subo por ahí arriba... Hoy debe estar precioso, con la de nieve que está cayendo. Un día, hace años, me extravié durante un rato en esos bosques en mitad de una intensa nevada. El tiempo suficiente para experimentar un vago vértigo espacio-temporal. Por un instante, lo único pasajero allí era yo. Regresé sobre mis huellas, y cuando di con la bifurcación correcta tuve una sorprendente sensación de pérdida, como si hubiese renunciado demasiado pronto a esa ausencia de rumbos.

    ResponderEliminar