lunes, julio 23, 2012

La avispa que se lleva a las abejas

Nombre: Lobo de las abejas
Especie: Philanthus triangulum
Familia: Crabroniidae
Orden: Hymenoptera
Clase: Insecta
Filo: Arthropoda

Estamos en un camino cualquiera cerca de Arteixo (A Coruña). Es el mes de julio, con el sol pegando fuerte. Nos rodean eucaliptos, tojos, brezos, carpazos... En el suelo de tierra suelta llaman la atención unos montocitos removidos. En uno de ellos se oberva movimiento y en seguida asoma una cabeza negra y amarilla de un agujero entre la tierra. Es una avispa en la que destaca una máscara facial con forma de mariposa.


Sale de su agujero e inmediatamente se pone a trabajar. Con las patas traseras va alisando la entrada, apartando la tierra. De vez en cuando vuleve al interior y sale arrastrando una piedrecita, para ella un gran peso, con las mandíbulas y marcha atrás. Al llegar fuera, la pasa por debajo de su cuerpo con las patas hasta que consigue apartarla. Está ampliando su nido y haciendo labores de mantenimiento. Es una avispa conocida como lobo de abejas o Philanthus triangulum. Se trata de una avispa solitaria pero que forma colonias de nidos. Cada agujero en la tierra es el nido particular de un individuo, una hembra.

Nos fijamos un poco en esta pequeña área del camino, de no mas de cuatro metros cuadrados y contamos hasta 18 nidos en total (pocos si tenemos en cuenta que puede haber hasta 15 000 en una sóla agrupación). La actividad es constante. Avispas que salen, notan nuestros ligeros movimientos y vuelven al interior o se quedan a la expectativa; otras que llegan, hacen un pequeño vuelo y luego se posan verticalmente sobre la entrada; la mayoría se afanan en mantener sus nidos, limpiando.

 
 
 
Después de un buen rato de observación aparece algo nuevo. Una avispa con un vuelo más lento, pesado. Se entiende. Trae una presa agarrada con sus patas bajo el abdomen. La principal presa de estas avispas son las abejas (Apis mellifera), para consternación de los apicultores. Las capturan en las áreas de caza, donde las abejas están recolectando, por ejemplo, sobre los brezos. Niko Tinbergen* describe como localizan a sus presas primero visualmente y luego la confirman por el olor que desprenden, contra el viento, captado por sus antenas. Una picadura tras las patas delanteras paraliza a la abeja. Entonces la presionan y lamen el néctar. Después la transportan hasta el nido y la introducen en él para servir de alimento a sus larvas bajo tierra. En esta colonia encontramos un montón de restos secos de abeja, viejas presas que posiblemente saquen del nido cuando ya no contienen nutrientes. Los adultos se alimentan de néctar y polen obtenido en las mismas áreas de caza.


 
Cada nido es un tubo de hasta un metro de longitud y de una a siete cámaras. Cada cámara es para un huevo o larva y su provisión de comida (las abejas). Estas avispas tienen un período de actividad y de vuelo entre julio y septiembre. Se distribuyen por toda Europa, en zonas de dunas y brezales donde encuentran tierra o arena en la que excavar.


En una hora de observación de nuestra "colonia", de los 18 nidos nueve mostraron actividad y sólo observamos un aporte de presas. Muchos de los nidos eran timidamente cerrados con una capa de tierra hasta que prácticamente desaparecían de la vista. Este camino es frecuentado por ciclistas y caballos. Dedicaremos algunos días de este verano para ver como progresa esta población.



A veces la naturaleza más cercana y más pequeña nos pasa totalmente desapercibida. No estaría de más volver de cuando en vez nuestros ojos hacia el suelo par observar estas pequeñas batallas del mundo vivo.
*Nico Tinbergen dedica la primera parte de su libro "Naturalistas curiosos" al tema "¿Cómo encuentran las avispas el camino de casa?". Los dos primeros capítulos se centran en la Philantus y en los experimentos naturalistas que realizó junto con sus ayundantes para descubir de una forma a veces impresionantemente sencilla como estas avispas se orientan y cazan. En general se trata de un libro muy motivador y recomendable para estudiantes y aprendices de naturalistas.


Más información:
- Web BWARS (Bees, Waps and Ants).
- Lectura: "Naturalista curiosos" de Niko Tinbergen. ¡Fantástico y motivador libro!
- Otra avispa cavadora, Bembex, en este entrada anterior.
- Blog: Perdido en el Amazonas.
- Pdf de la Apicultura tinerfeña...


sábado, julio 21, 2012

El Museo Nacional de Ciencia y Tecnología en A Coruña

Ciencia: Conjunto de conocimientos obtenidos mediante la observación y el razonamiento, sistemáticamente estructurados y de los que se deducen principios y leyes generales.
Tecnología: Conjunto de teorías y de técnicas que permiten el aprovechamiento práctico del conocimiento científico.

Folleto del MUNCYT de A Coruña
Corría el año 1980 cuando por Real Decreto se creaba el Museo Nacional de Ciencia y Tecnología (MUNCYT). Después de muchos años, en 1997, abre sus puertas (compartiendo espacio con el Museo del Ferrocarril en la antigua estación de las Delicias de Madrid) con su primera exposición. Y por fin, en mayo de 2012, se puede decir que el MUNCYT tiene una sede principal, con la apertura al público del nuevo edificio en A Coruña y bajo la dirección de Ramón Núñez, el que fuera director e impulsor de los Museos Científicos Coruñeses (Casa de las Ciencias, Casa del Hombre y Casa de los Peces).

Aprovechamos que durante el mes de julio el acceso es/era gratuito y allá nos fuimos. El nuevo edificio es un gran prisma de cristal, construido y cedido por la Diputación de A Coruña. Antes de entrar, paramos a mirar la exposición que comienza en el exterior: ¡hasta una barra de hierro oxidado puede ser interpretada científicamente! En el vestíbulo nos fíjamos en las líneas que nos guiarán, la azul y la naranja. (Por supuesto, lo primero es seguir la naranja para comprobar que los aseos está a la altura). Después de recoger las entradas (gratuitas) accedemos a la primera sala, Miscelánea o Totum revolutum. Un batiburrillo muy interesante sobre patentes, piezas de laboratorio, tecnodiversidad (o martillos)... y trebejos-chintófanos-cachivaches. Por cierto, no pone lo mismo en castellano que en gallego, así que vale la pena parar a leer con calma. Ah! Y un rincón para los chapuzas que quieran desmontar aparatos. Al fondo una gran vitrina a toda pared con múltiples inventos de siglos pasados, custiodados por los dos robots parlanchines. A partir de aquí las salas se alternan en pisos y orientación. No perdáis a vuestro guía (la línea azul).

Seguimos la línea azul para pasar a la sala de Ciencia Española con la exposición de tubos de vacío del laboratorio de Mónico Sánchez (principios del s XX), la referencia a los investigadores españoles y el mural de grandes inventores. Continuamos por una sala más encorsetada: los Tesoros del MUNCYT, trece apartos de valor histórico en sus vitrinas de seguridad (para ver la explicación hay que dar la vuelta). Pasamos a otro nivel con la Sala Iberia: la turbina de un Jumbo, un trocito de un ala y la espectacular cabina del Lope de Vega, a la que le costó llegar a la ciudad... despiezada. La exposición temporal está dedicada a las máquinas de escribir y su evolución, comparada con la evolución biológica. ¡Cuánto hacía que no me sentaba ante un cacharro de estos! Ni comparación con un teclado de ordenador.. ¡Qué recuerdos de aquel ruidito y aquel dolor de dedos!

 
 
Y por último, volvemos al piso inferior, a la sala Mayúsculas, la de las piezas relevantes por su tamaño e importancia histórica: el primer acelerador de partículas español, el primer ordenador, un surtidor de gasolina... Aquí está la linterna que funcionó en la Torre de Hércules entre 1857 y 1904.


Además, hay un espacio para descansar y tomarse un aperitivo, muy funcional sobre todo para las visitas de grupos. Si quieres verlo con calma, es para pasarse una tarde completa disfrutando de su contenido.
Ni que decir que este Museo se ha convertido ya en imprescindible en una visita a A Coruña.
 
Además de las sedes de Madrid y A Coruña, el MUNCYT tiene "ventanas" abiertas (centros asociados) en el Parque de las Ciencias de Granada, el Museo de la Ciencia de Valladolid, el Museo de las Ciencias Príncipe Felipe de Valencia y el Planetario de Pamplona. Lo gestiona la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT), dependiente de la Secretaría de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación.



Más información:
- Web del MUNCYT.
- Imágenes panorámicas interactivas de las salas.
- Web de la Fundación de apoyo al MUNCYT.
- Web de la FECYT. 
- El MUNCYT en la web de Taracea-FECYT.
- Noticia de las peripecias del Lope de Vega para llegar a A Coruña.
- Web de los Museos Científicos Coruñeses. 

miércoles, julio 18, 2012

Caneiro do Piago


A su paso por el ayuntamiento de Outeiro de Rei, el río Miño forma parte del espacio natural protegido como LIC Parga-Ladra-Támoga y de la Reserva de la Biosfera  Terras do Miño. A la altura de la parroquia de Martul, una presa o "caneiro" hace que se forme una lámina de agua que rebosa y forma una cascada a lo ancho del río. Es el caneiro de Piago.



Aguas abajo, dependiendo del caudal, quedan a la vista unas llamativas formas rocosas. En algunos casos totalmente planas y en otros marcadas por la formación de marmitas de gigante (o kettle). Estas, son formas erosivas sobre el granito, de forma redondeada, producidas por los remolinos de agua que desgastan la roca. Si además la corriente puede arrastrar cantos rodados (que suelen contener cuarzo, muy resistente), la abrasión es mucho mayor.

En las orillas todavía se conserva parte del bosque de ribera y una densa vegetación fluvial. Si nos desplazamos aguas abajo, hacia la Insua de Arriba, esta se hace todavía más patente.



La presa de Piago es el límite superior del coto de pesca de Ombreiro, con una longitud de 9,7 km y en la que la captura es la trucha sin muerte. Un canal de agua abastece a la histórica central hidroeléctrica. Ya en 1931 la energía consumida en la ciudad de Lugo se generaba integramente en la central hidroeléctrica de Piago, distribuida y comercializada por Eléctrica Lucense (absorbida en 1935 por BEGASA).

Este lugar es muy frecuentado en verano y en los días soleados. Se encuentra a unos 10 km de la ciudad de Lugo y muy accesible. Es un buen lugar para un paseo en familia o como parte de otras visitas a la zona.





En su entorno, se pueden aprovechar otras visitas de interés:
- Parque zoológico de Marcelle.
- Avifauna, parque zoológico ornitológico.
- Rutas de senderismo a orillas del Miño: Camiño do Miño, Ruta das Insuas do Miño...
- Aula de naturaleza de O Veral.



Más información:
- Web del Ayuntamiento de Outeiro de Rei.
- Plano de la ruta Camiño do Miño.
- Pdf de la Reserva de la Biosfera Terras do Miño.

lunes, julio 09, 2012

De Arquímedes a Hawking. Las leyes de la Ciencia y sus descubridores.

Título: De Arquímedes a Hawking. Las leyes de la Ciencia y sus descubridores.
Autor: Clifford A. Pickover
Editorial: Crítica
Colección: Drakontos
Año: 2011
ISBN: 978-84-9892-253-0

Leyes epónimas. Esta es la clave de este libro. Son leyes de la Física conocidas por el nombre de su descubridor. Desde el Principio de Arquímedes (260 a.C.) hasta la Ley de la expansión cósmica de Hubble (1929), C.A. Pickover nos lleva a conocer como se gestaron estas leyes y la vida y el entorno social de estos grandes genios. Pasan por estas páginas nombres tan conocidos y sugerentes como Kepler, Bernoulli, Gay-Lussac (sí, sí es uno sólo), Joule, Planck... junto a otros menos nombrados (para mi casi desconocidos hasta hoy) pero que tuvieron una gran incfluencia en el avance de la ciencia: Snell, Savat,  Beer...

40 leyes epónimas en las que se muestra como se originaron los grandes descubrimiento de la Ciencia (sobre todo Física), sus fórmulas. La gran mayoría son del siglo XIX. Sorprende conocer como eran sus descubridores. Unos eran religiosos empederninos, algunos enfermizos o maniáticos, otros casi antisociales.

A partir de 1900, el número de estas leyes es menor o no se pueden expresar mediante una fórmula simple. A estas, les dedica el capítulo "Los grandes contendientes" entre los que figuran Torricelli, Humboldt, Mendeleiev, Eisntein, Pauli, Hawking y más.

Portada de la edición original

Para cada ley tenemos una ficha más o menos amplia según el caso:
- Lugar y año de descubrimiento (o publicación).
- Enunciado.
- Referencias históricas.
- Explicación de la ley, de forma clara (a veces es difícil seguirla si no se tienen unas nociones básicas de física) y en la mayor parte de los casos con ejemplos concretos y prácticos.
- Biografía del descubridor, donde vivimos como eran estos personajes de ciencia, como vivían, como era el entorno en el que desarrollaron sus descubrimientos... Por veces este apartado se hace fascinante al compararlo con la idea previa que se puede tener de los científicos de estas épocas. Hay numerosísimas citas a otros textos de consulta.
- Lecturas adicionales, para saber a donde acudir para investigar más sobre la ley o su autor.
- Interludio: al final de cada ley nos aporta una serie de citas a modo de "ideas para conversar".

Este libro de casi 700 páginas puede resultar denso. Una vez leído y conocido su contenido es cuando más se saborea y se hace imprescindible para tenerlo a mano como libro de consulta. Más aún, para reelerlo en distintas veces, pudiendo centrarse cada una en una ley o científico concretos. Lleno de datos de todo tipo, para mi ya es una pieza clave para extraer contenidos en las clases de ciencias, sobre todo para esas competencias en las que hay que enseñar como los avances científicos de cada época contribuyen al avance de la ciencia en general y de nuestro actual modo de vida.

En esta página hay un detalle de los contenidos del libro, incluyendo el índice analítico completo.


A pesar de tener el libro lleno de marcas (o precisamente por eso), se me hace difícil extraer algunos párrafos de muestra, así que los siguientes están escogidos al azar entre esas marcas.


Ejemplos aclaratorios.
- Sobre la Ley de Avogadro. "El minúsculo tamaño de los átomos y las moléculas hace que el número de Avogadro resulte difícil de visualizar. Si un alienígena bajase desde el cielo y depositara sobre la superficie de Estados Unidos un número de Avogadro de granos de maíz, se formaría una capa de más de catorce kilómetros de profundidad".

Sobre las biografías: Newton.
- "Para algunos estudiantes era la personificación del profesor distraído. No cuidaba en absoluto su forma de vestir, presentándose a menudo antes los alumnos con aspecto desastrado. Le preocupaba tan poco todo lo externo que incluso cuando no asistía nadie a una de sus clases, impartía su conferencia con la misma satisfacción que si el aula estuviera llena a rebosar".

- "Newton dedicó gran parte de su vida a analizar antiguos textos bíblicos y sus descubrimientos científicos son todavía más asombrososos cuando se tiene en cuenta el poco tiempo que, en términos relativos, les dedicó (...). Quizá aún menos conocido sea el hecho de que Newton era un creacionista y que deseaba ser recordado tanto por sus escritos teológicos como por sus textos matemáticos y científicos".

Algunas curiosidades.
- "A mediados de la década de 1990, las publicaciones, diarios y cuadernos de trabajo de Marie Curie fueron enviados a la Bibliotheque Nationale de París. Como los papeles todavía eran altamente radiactivos, fue necesario descontaminarlos en un proceso de dos años antes de que pudieran ser estudiados".

- "Las burbujas de gas que salen de las bebidas carbonatadas cuando se abre la lata pueden ser debidas a la ley de Henry. Mientras la lata permanece cerrada, el gas dióxido de carbono se encuentra a una presión alta y se mantiene en solución. Cuando se abre la lata, la presión disminuye y el gas disuelto sale del líquido con rapidez en forma de burbujas".

El autor, Clifford A. Pickover, es un gran divulgador científico que tiene en su haber más de cuarenta libros publicados. Sólo hay que echar un vistazo a su web y a sus títulos para darnos cuenta que estamos ante uno de los grandes.

Póster con las portadas del autor



Más información:
- Web Planeta de Libros, de la editorial Crítica.
- Sinopsis en Elcultural.es.
- En la web de Pickover dentro del Depto. de Física de la Universidad de Wisconsin.
- Portada de la web de Pickover.

sábado, julio 07, 2012

Pinguicula grandiflora: una violeta en busca de proteinas

Nombre/Nome: Violeta de agua, Grasilla
Especie:
Pinguicula grandiflora

Familia: Lentibulariaceae
Orden: Scrophulariales
Clase: Magnoliopsida
División: Magnoliophyta
 

Esta flor con aspecto de violeta es en realidad una planta carnívora. sólo tenéis que fijaros en la superficie de sus hojas. Todas ellas nacen en la base de la planta, sobre el suelo. Hay entre 5 y 9. Son enteras, un poco carnosas y con el margen ligeramente involuto, es decir doblado hacia dentro.

Atraer al insecto es el primer requisito: lo consigue gracias al olor fúngico, al color de las hojas y a su brillo debido a la refracción de la luz en las gotitas de mucílago. La captura de insectos se realiza de forma pasiva por las numerosas glándulas esparcidas sobre la superficie de la hoja. Cada glándula tiene una gota de forma globular de una secreción mucilaginosa, pegajosa como un papel atrapamoscas. Cuando el insecto entra en contacto con ella, la estira en forma de hebras que se solidifican como fuertes cables. Cuánto más se esfuerza el insecto, más glándulas toca y más adherido queda a la hoja. Es por lo tanto un tipo de trampa adhesiva (frente a otras plantas carnívoras con trampas de succión, vasiformes o activas).


El forcejeo de la presa estimula a otras glándulas que liberan una secreción cargada de enzimas que digieren la presa y forman un "charco" nutritivo sobre la hoja, para lo cual el reborde de la hoja es muy útil, aumentando la superficie de contacto entre la presa y el líquido. La función digestiva no está totalmente separada entre los dos tipos de glándulas, ya que las adhesivas también contienen amilasas. Este líquido se absorbe por la propia hoja, mediantes células de almaciento que están al pie de las glándulas, y los nutrientes se distribuyen a toda la planta.

Imagen el microscopio de las glándulas y de una hormiga atrapada
En "Biología de las Plantas. Volumen 2"

Estas plantas carnívoras no se alimentan únicamente de animales, sino que aprovechan otra materia orgánica. ¿A qué se debe este especial forma de alimentarse? Habitualmente crecen en lugares pobres en nutrientes, especialmente nitrógeno asimilabre. Las proteínas de los insectos les proporcionan ese nitrógeno, pero también fósforo, calcio, potasio. magnesio o hierro. Aún así, siguen dependiendo de la fotosíntesis como fuente de carbono.

Las flores se sitúan en el extremo de un largo pedicelo de hasta 20 cm, galndulosos a simple vista. La corola es rosácea o violeta, con la garganta blanca y un espolón erecto de 10 a 16 mm. La floración tiene lugar en fuentes y paredes muy húmedas (en Galicia en las montañas orientales, donde destacan las de las Fontes do Cervo o da Rogueira en la Serra do Courel, Lugo, de donde son estas fotos).

 
 

Mapa de distribución, según Anthos

En el mundo hay unas 80 especies de este género: en la península Ibérica se pueden encontrar hasta nueve, tres de ellas en Galicia. El nombre Pinguicula deriva del latín pinguis, grasa, bastante apropiado.

¿Sabías que Charles Darwin escribió, entre sus 17 libros, uno sobre planta carnívoras?

Más información:
- Biología de las plantas Volumen 2. Peter H. Raven,Ray F. Evert,Susan E. Eichhorn. Página 529. En google Books.
- Web de la Asociación Española de Plantas Carnívoras.
- Pdf "Plantas carnívoras en Cantabria".
- Pdf del genero Pinguicula en Flora Iberica.

domingo, julio 01, 2012

Hyla arborea

Nombre: Ranita de San Antonio, estroza
Especie: Hyla arborea
Familia: Hylidae
Orden: Anura
Clase: Amphibia
Filo: Chordata

Mediados de abril. A la orilla de la pequeña laguna nos dedicábamos a observar e identificar invertebrados acuáticos cuando nos sorprendió este intenso canto.


Powered by mp3skull.com

En pocos minutos cambiamos nuestro punto de atención y ya estábamos buscando a sus autores. Se trata de la potente voz de Hyla arborea, la ranita de San Antonio o estroza (en gallego). Una rana pequeña cuyo canto parece no corresponderse con su tamaño.




Su aspecto es inconfundible. Sólo puede haber dudas con la otra especie de Hyla presente en la península Ibérica, H. meridionalis, de la que la distingue la continuidad de la línea oscura facial por el costado.

El tamaño de la ranita de San Antonio no suele pasar de cuatro centímetros. El cuerpo es ovalado, de piel lisa en el dorso, pero granulada en las partes inferiores. El color más habitual es el verde brillante, pero es muy variable (como los diferentes tonos pardos que hemos visto en la laguna de Lucenza, en O Courel). En su cabeza, de hocico corto, destaca el ojo, de iris dorado pigmentado de negro y pupila horizontal.

Su hábitat más habitual son las orillas de las masas de agua, casi de cualquier tamaño. Eso sí, es imprescindible la presencia de abundante vegetación, a la que le gusta trepar. Esta es una de sus costumbres más llamativas. Utiliza los discos adhesivos del extremo de los dedos de sus patas, anteriores y posteriores. Sus patas posteriores no son como los de otras ranas, fuertes y adaptadas al salto, si no largas y delgadas, más aptas para moverse entre los tallos.



Su distribución abarca la mayor parte de Europa occidental. En la península Ibérica ocupa el centro, norte y oeste. Hacia el sur y el oeste, comparte espacio con H. meridionalis, que la sustituye progresivamente hacia el suroeste. En Galicia, se distribuye irregularmente, haciéndose más rara en las zonas más secas de Orense y en las más frías de Lugo (Atlas dos Anfibios e Réptiles de Galicia). La subespecie presente en Galicia es H. a. molleri.

Captura de pantalla de distribución según el SIARE

En el Atlas y Libro Rojo de los Anfibios y Reptiles de España figura como especie NT o Casi Amenazada (no cumple los criterios de vulnerable o en peligro, pero está muy cerca o se espera que los cumple en un futuro próximo). En el Catálogo Galego figura en el Anexo II: vulnerable. En el "Informe de impactos...frente al cambio climático" se predice una contracción de su hábitat potencial de hasta un 80 % en 50 años y de aproximadamente 10 % de disminución entre la distribución observada y la potencial. ¿Debido a qué? A factores comunes del resto de anfibios, sobre todo la destrucción de su hábitat, pero también, según el Atlas gallego,  a la presencia de vertebrados invasores como carpines o cangrejo americano.



Más información:
- Audio y reproductor de mp3skull.
- Ficha pdf del Ministerio.
- En la web de la IUCN.
- En la web de Encyclopedia of Life.
- Ficha de evolución frente al cambio climático.