lunes, julio 09, 2012

De Arquímedes a Hawking. Las leyes de la Ciencia y sus descubridores.

Título: De Arquímedes a Hawking. Las leyes de la Ciencia y sus descubridores.
Autor: Clifford A. Pickover
Editorial: Crítica
Colección: Drakontos
Año: 2011
ISBN: 978-84-9892-253-0

Leyes epónimas. Esta es la clave de este libro. Son leyes de la Física conocidas por el nombre de su descubridor. Desde el Principio de Arquímedes (260 a.C.) hasta la Ley de la expansión cósmica de Hubble (1929), C.A. Pickover nos lleva a conocer como se gestaron estas leyes y la vida y el entorno social de estos grandes genios. Pasan por estas páginas nombres tan conocidos y sugerentes como Kepler, Bernoulli, Gay-Lussac (sí, sí es uno sólo), Joule, Planck... junto a otros menos nombrados (para mi casi desconocidos hasta hoy) pero que tuvieron una gran incfluencia en el avance de la ciencia: Snell, Savat,  Beer...

40 leyes epónimas en las que se muestra como se originaron los grandes descubrimiento de la Ciencia (sobre todo Física), sus fórmulas. La gran mayoría son del siglo XIX. Sorprende conocer como eran sus descubridores. Unos eran religiosos empederninos, algunos enfermizos o maniáticos, otros casi antisociales.

A partir de 1900, el número de estas leyes es menor o no se pueden expresar mediante una fórmula simple. A estas, les dedica el capítulo "Los grandes contendientes" entre los que figuran Torricelli, Humboldt, Mendeleiev, Eisntein, Pauli, Hawking y más.

Portada de la edición original

Para cada ley tenemos una ficha más o menos amplia según el caso:
- Lugar y año de descubrimiento (o publicación).
- Enunciado.
- Referencias históricas.
- Explicación de la ley, de forma clara (a veces es difícil seguirla si no se tienen unas nociones básicas de física) y en la mayor parte de los casos con ejemplos concretos y prácticos.
- Biografía del descubridor, donde vivimos como eran estos personajes de ciencia, como vivían, como era el entorno en el que desarrollaron sus descubrimientos... Por veces este apartado se hace fascinante al compararlo con la idea previa que se puede tener de los científicos de estas épocas. Hay numerosísimas citas a otros textos de consulta.
- Lecturas adicionales, para saber a donde acudir para investigar más sobre la ley o su autor.
- Interludio: al final de cada ley nos aporta una serie de citas a modo de "ideas para conversar".

Este libro de casi 700 páginas puede resultar denso. Una vez leído y conocido su contenido es cuando más se saborea y se hace imprescindible para tenerlo a mano como libro de consulta. Más aún, para reelerlo en distintas veces, pudiendo centrarse cada una en una ley o científico concretos. Lleno de datos de todo tipo, para mi ya es una pieza clave para extraer contenidos en las clases de ciencias, sobre todo para esas competencias en las que hay que enseñar como los avances científicos de cada época contribuyen al avance de la ciencia en general y de nuestro actual modo de vida.

En esta página hay un detalle de los contenidos del libro, incluyendo el índice analítico completo.


A pesar de tener el libro lleno de marcas (o precisamente por eso), se me hace difícil extraer algunos párrafos de muestra, así que los siguientes están escogidos al azar entre esas marcas.


Ejemplos aclaratorios.
- Sobre la Ley de Avogadro. "El minúsculo tamaño de los átomos y las moléculas hace que el número de Avogadro resulte difícil de visualizar. Si un alienígena bajase desde el cielo y depositara sobre la superficie de Estados Unidos un número de Avogadro de granos de maíz, se formaría una capa de más de catorce kilómetros de profundidad".

Sobre las biografías: Newton.
- "Para algunos estudiantes era la personificación del profesor distraído. No cuidaba en absoluto su forma de vestir, presentándose a menudo antes los alumnos con aspecto desastrado. Le preocupaba tan poco todo lo externo que incluso cuando no asistía nadie a una de sus clases, impartía su conferencia con la misma satisfacción que si el aula estuviera llena a rebosar".

- "Newton dedicó gran parte de su vida a analizar antiguos textos bíblicos y sus descubrimientos científicos son todavía más asombrososos cuando se tiene en cuenta el poco tiempo que, en términos relativos, les dedicó (...). Quizá aún menos conocido sea el hecho de que Newton era un creacionista y que deseaba ser recordado tanto por sus escritos teológicos como por sus textos matemáticos y científicos".

Algunas curiosidades.
- "A mediados de la década de 1990, las publicaciones, diarios y cuadernos de trabajo de Marie Curie fueron enviados a la Bibliotheque Nationale de París. Como los papeles todavía eran altamente radiactivos, fue necesario descontaminarlos en un proceso de dos años antes de que pudieran ser estudiados".

- "Las burbujas de gas que salen de las bebidas carbonatadas cuando se abre la lata pueden ser debidas a la ley de Henry. Mientras la lata permanece cerrada, el gas dióxido de carbono se encuentra a una presión alta y se mantiene en solución. Cuando se abre la lata, la presión disminuye y el gas disuelto sale del líquido con rapidez en forma de burbujas".

El autor, Clifford A. Pickover, es un gran divulgador científico que tiene en su haber más de cuarenta libros publicados. Sólo hay que echar un vistazo a su web y a sus títulos para darnos cuenta que estamos ante uno de los grandes.

Póster con las portadas del autor



Más información:
- Web Planeta de Libros, de la editorial Crítica.
- Sinopsis en Elcultural.es.
- En la web de Pickover dentro del Depto. de Física de la Universidad de Wisconsin.
- Portada de la web de Pickover.

No hay comentarios:

Publicar un comentario