sábado, julio 27, 2013

El coracero (Rhagonycha fulva): sexo a pleno sol

Nombre: Coracero o escarabajo soldado rojo común (del inglés)
Especie: Rhagonycha fulva
Familia: Cantharidae
Orden: Coleoptera
Clase: Insecta
Filo: Arthropoda

Estamos en verano. El sol pega fuerte al mediodía y al comenzar la tarde. Aún así salimos al campo y damos un paseo por los prados. Bajo la intensa luz, un pequeño escarabajo desarrolla una intensa actividad.


Es uno de los protagonistas del verano. Su color, abundancia y actividad hace que el coracero o escarabajo soldado (Rhagonycha fulva)  no pase desapercibido sobre todo en los prados, a pesar de medir poco más de un centímetro. Su preferencia son las plantas compuestas y umbelíferas, sobre las que encuentran su alimento, preferentemente insectos más pequeños o pulgones. Por eso, para quienes los conocen, son beneficiosos: libran de plagas a cultivos como las acelgas. También entra en su dieta el polen que parece funcionar como un estimulante para la reproducción.

Entre junio y agosto es cuando son realmente patentes, tanto posados como en vuelo o copulando. En áreas con abundancia de flores adecuadas pueden verse en gran número. Las flores les sirven como plataforma reproductiva: la hembra no para de alimentarse mientras el macho se mantiene encima de ella.




La principal característica de los cantáridos es tener los élitros blandos y flexibles, no acorazados, variando en tonos ocres, rojos o negros, pero nunca metalizados. Su vuelo es efectivo pero poco ágil, dando la sensación de estar "colgados" de las alas.

R. fulva se distingue por su coloración es entre naranja y ocre, casi siempre rojo, pero nunca falla la punta negra en el extremo posterior de las alas, un rasgo distintivo. También la base de las antenas es naranja (el primer segmento y a veces la base del segundo), continuando en color negro. Cabeza también naranja, igual que las patas, excepto los tarsos que son negros.



A continuación, una clave de los cantáridos británicos, que por similitud nos vale para esta especie y comenta sus principales carcterísticas:



Más información:
- Artículo en pdf sobre los cantáridos.
- Una descripción en inglés.
- Colección de fotos en Biodiversidad Virtual.
- Clave de adultos de Cantharidae británicos.

jueves, julio 11, 2013

Un centro de interpretación en Santiago de Compostela

Desde junio de 2011 ya es una realidad la apertura de un centro de interpretación urbano en la ciudad de Santiago de Compostela: el CIAC, Centro de Interpretación Ambiental de Compostela. Hacía años que se venía hablando de esa idea y de diferentes ubicaciones. Ahora ya podemos disfrutar de él.

La sede es el antiguo edificio, reconstruido en su mayor parte, de la fábrica de curtidos de San Nicolás do Sar. Su origen se remonta al siglo XVIII. Actualmente está integrado en el Parque de Belvís.


Entramos en el CIAC por el acceso sur del Parque, desde la calle Camiño da Ameixaga. Nos recibe un estanque naturalizado con el croar de las ranas verdes.



El primer edificio, a la derecha de la entrada, se destina a actividades como talleres, juegos o cursos. La verdadera exposición comienza accediendo hacia la izquierda. Cada "sala" está dedicada a un tema concreto de la relación entre el ser humano y la ciudad, centrándose en datos de Santiago.

Los contenidos que nos vamos a encontrar son los siguientes:
- El agua.
- La energía.
- La ciudad intermediaria (transportes).
- Los residuos.
- La comunicación (y los medios).
- La vida en la ciudad (parques y calidad de vida).
- El medio natural y urbano.




Se trata de un centro con relativamente poca superficie, pero con el espacio bien aprovechado y diáfano. La secuencia de contenidos es lógica y están secuenciados para un mayor aprovechamiento. En medio de la visita debes subir al piso superior. Desde aquí se puede aprovechar para echar un vistazo al entorno.



En cada sala destacan sobre todo los grandes paneles con ilustraciones o fotos y algunos módulos como maquetas, módulo de olores, reproducciones... En los puntos de acceso informatizados se puede completar la información y acceder a ella de forma más concreta en función de la edad del visitante o del grupo: información, juegos, audiovisuales...


El CIAC permite visitas particulares o concertadas para grupos. Su horario se puede consultar en la web.
Una vez acabada la visita es agradable un paseo por el parque e intentar descubrir a sus otros habitantes.

Imagen del panel del Parque de Belvís, de la web del CIAC
Visita recomendable, tanto si es para pasar el rato durante un paseo o para un grupo organizado que quiera abordar el tema de organización urbana.

Más información:
- Web del CIAC.
- Facebook del CIAC.
- En la web de Santiagoturismo.