miércoles, agosto 28, 2013

Amalur, del átomo a la mente

Título: Amalur, del átomo a la mente
Autor: Ignacio Martínez, Juan Luis Arsuaga
Editorial: Editorial Planeta
Año: 2002 (Segunda impresión de Booket, 2010)
ISBN: 978-84-8460-539-3

Amalur, en wikipedia: "nombre de origen vasco que en euskera significa "Madre Tierra" o "Tierra Madre", es una diosa de la mitología vasca."




Personalmente, leer un libro de Ignacio Martínez y Juan Luis Arsuaga es un placer (La especie elegida fue el primero).

Ponerse con un libro de ellos es saber que te vas a meter a fondo en temas de evolución humana, pero de una forma divulgativa y asequible a todo el mundo. En este caso, más aún, ya que hay capítulos que no esperaba encontrar y que creo que cada vez son más imprescindibles cuando se habla de una comprensión global del tema.
Portada de 2008
Los primeros capítulos son un acercamiento al tema de la evolución con referencias constantes a Darwin y sus predecesores, a los creyentes y la Biblia e incluso a conceptos de ecología básica.

A continuación viene, desde mi punto de vista, un capítulo apasionante. Entender la naturaleza primero, los seres vivos después y por último la evolución, requiere nociones de física y química. Y los autores no escapan del tema: descripción del átomo, de las moléculas, los enlaces, los principios orgánicos, la termodeinámica... Explicado de tal forma que vemos su relación con los siguientes niveles de los seres vivos. En pocos libros he encontrado la narración de la evolución partiendo desde esta base.

El origen de la vida, la fotosíntesis o los hongos narran la necesidad de obtener energía, de como procesar la materia para mantener la vida y permitir la evolución.

En el capítulo "Los primeros de nosotros" repasan las primeras formas de vida pluricelulares. Nos muestran las fauna de Ediacara, los invertebrados marinos, los cnidarios, etc. Es un recorrido por las formas de vida más simples (pluricelulares), desde el punto de vista de aspectos que son claves para entender a nuestros antepasados y la evolución: protóstomos y deuteróstomos, acelomados y celomados, simetría bilateral, la notocorda de los primeros cordados. Y así llegamos a uno de los puntos clave del libro: la importancia de los gusanos como antecesores.

Portada original, 2002
Finalmente hacen su aparición los vertebrados, el cuarto grupo más numeroso del reino animal. Sus antecesores se descubrieron en los famosos yacimientos de Burgess Shale y Chengjiang.

Los últimos capítulos, como no podía ser de otra forma, analizar el funcionamiento del sistema nervioso, la encefalización y el comportamiento. Aquí entran en juego los pensamientos de Wilson o Dawkins y el peso de los genes en nuestra forma de ser. Y cuando todo se ve en conjunto, acabamos observando la posibilidad de que todo el planeta funcione como un gran superorganismo, Gaia, la teoría de Lovelock y Margulis. Una idea similar al concepto de Amalur con la que se abre el libro.

Más información:
- Web con el desglose de los capítulos.
- Cuestionario de lectura para los alumnos de un instituto (pdf).
- Juan Luis Arsuaga: biografía y bibliografía en Wikipedia.
- Ignacio Martínez: biografía y bibliografía en Wikipedia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario