lunes, diciembre 30, 2013

Las fragas de Vilarbó y Lostegal, a la orilla del embalse da Ribeira

Ruta: Fragas de Vilarbó y Lostegal, encoro da Ribeira (As Pontes), parte del PR-G 147
Longitud: 11,6 km (sólo ida)
Dificultad: media
Tipo: circular

Estamos en el ayuntamiento de As Pontes de García Rodríguez, provincia de A Coruña. El Eume, nacido en la sierra de O Xistral, cruza la villa de As Pontes antes de encajonarse en el Parque Natural das Fragas do Eume. Un poco antes de atravesar el pueblo, el río ve su paso interrumpido por la presa del embalse de A Ribeira, una pared de más de 50 metros de altura construida en 1963. Este embalse marca la personalidad de esta ruta, junto con los bosques que aún se conservan en sus orillas y los parques eólicos, tanto los más próximos como los lejanos.

El sendero oficial, PR-G 147 son 19 km, con inicio y fin en el área recreativa del poblado de O Barreiro de As Pontes. Continúa por el paseo fluvial, cruza la presa del embalse y sigue la orilla del pantano. Todo el camino está perfectamente señalizado.



Nuestra opción recorta parte del recorrido, comenzando y finalizando en el punto más alto de la ruta, el parque eólico de A Carballeira. Para acceder al inicio hacemos el siguiente recorrido: en As Pontes tomamos la carretera de Villalba; después de 1,5 km a la izquierda hay un desvío a la aldea de A Forxa y O Caneiro. Siguiendo esta carretera-pista llegamos al parque eólico de A Carballeira y una señal del parque indica, a la izquierda, la subestación eléctrica.



Tramo 1: Subestación eléctrica-orilla del emblase (0-2,5 km)

Iniciamos nuestra variante en la subestación eléctrica del parque eólico de A Carballeira, con el alto a 677 metros de altitud. Seguimos el camino en un rápido descenso rodeados por matorral y eucalipto fundamentalmente. Durante la bajada podemos observar el lago de As Pontes, el llenado de la antigua mina de carbón con agua del Eume, y la villa a su lado. Poco a poco empiezan a aparecer retazos de arboleda autóctona.

A la altura del cruce a la aldea de Melvís (prácticamente donde nos encontramos con el sendero oficial), el regato de Melvís atraviesa el camino, desbordado. Descendemos un poco por su orilla para cruzar a la altura de un molino, abandonado e inundado. Alcanzamos ya el embalse, a una altitud de 410 m.




Tramo 2: por la orilla del embalse hasta Vilarbó (2,5-6 km)

El sendero continua por la orilla izquierda del Eume, convertido en un pantano. El camino es primero amplio, entre eucaliptos, pero en esta época totalmente encharcado. Luego se convierte en un sendero estrecho entre el matorral. Las marcas de tractor y el agua estancada sirven como lugar de desove para la rana bermeja (Rana temporaria), de la encontramos numerosísimas puestas. En estas altitudes, su período reproductor se concentra entre noviembre y enero.




Un cartel de madera nos indica que estamos en el Chao do Habanero, un lugar singular. "Habanero" era el nombre con el que se conocía a José María Fernández, que construyó las edificaciones y explotó este lugar hasta 1960: presas, canales, turbina eléctrica, puente, casa, establos, molino... Cuando el nivel del embalse baja lo suficiente todavía se pueden observar las ruinas. El sendero se hace después más abrupto. El acondicionamiento del sendero incluye un par de pasos con escaleras de madera para facilitar el acceso. Comenzamos a separarnos un poco del embalse, junto a una alambrada para llegar a la aldea abandonada de Vilarbó. Aquí está instalado un conjunto de cabañas que sirven como campamento juvenil.





Tramo 3: Vilarbó-Lostegal, las fragas (6-8,5 km)

Dejando Vilarbó y la pista, nos introducimos en un sendero en el bosque, las fragas. Cruzaremos así primero la de Vilarbó y luego la de Lostegal. En un territorio en el que el eucalipto se ha hecho dueño del suelo, encontrar bosques como estos es cada vez más raro. Este es el reino de los robles y los acebos. En invierno la fraga tiene un aspecto deslucido, pero sigue impresionando. Poco a poco nos separamos del embalse y comienza a ascender. Una pena que el bosque no nos deje apreciar las curvas del Eume, los meandros que forma a nuestros pies ya casi río de nuevo y cada vez menos pantano. En nuestro camino se cruza el rego de Lostegal.




Tramo 4: Lostegal-parque eólico (8,5-11,5 km)

La subida se hace ahora dura. Seguimos dentro de la fraga hasta el km 9 en el que salimos de nuevo a zona de matorral (560 m de altitud). Continúa el ascenso, con el camino convertido en pista y desembocamos entre los aerogeneradores del parque eólico, en el Campo da Meda. Echando la vista a lo lejos, distinguimos hacia el NW los radares del Alto do Caxado (752 m). Hacia el E y SE es permanente la presencia de aerogeneradores, hasta el pie mismo del cortado pico de O Xistral (1042 m), ya en la provincia de Lugo. Regresamos hasta la subestación y acabamos nuestro camino. Para los que estén haciendo el sendero oficial, aún les queda un buen trecho para descender de nuevo hasta As Pontes.




Muy cerca, siguiendo la carretera del parque eólico, podemos llegar al lugar de O Caneiro. A orillas del Eume hay una área recreativa en la que hacer un descanso y que puede servir de punto de partida para otras rutas por la zona, pasando por lugares como Suarriba, Maciñeira, etc.

Álbum de fotos:


Más información:
- Folleto en pdf, de la página web de Segatur.
- Enlace en wikiloc del sendero PR-G original completo, por Acivro.
- Descripción en el blog del Club Acivro.
- Información sobre la rana bermeja.
- Información del Chao do Habanero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario