martes, mayo 06, 2014

XIX Día de la ciencia en la calle

El Día de la ciencia en la calle es una gran fiesta dedicada a la Ciencia. A principios de mayo, un sábado, ya es para nosotros una tradición reservar la fecha, desde hace siete ediciones.



La Asociación de Amigos de la Casa de las Ciencias tiene el mérito de organizar año tras año, después de casi dos décadas esta celebración. Con mucho esfuerzo y entusiasmo nos movilizan a todos para conseguir su objetivo. Este año, además, en homenaje a un gran biólogo gallego: Luis Freire, persona entrañable que se dedicó al estudio micológico.

Como cada año, las semanas previas fueron intensas en preparar los experimentos que íbamos a presentar al público, seleccionados entre los que habíamos realizado en el colegio. La nuestra era una más de las casi 50 carpas que la organización ponía a disposición de colegios, universidad, escuelas, asociaciones, etc. Cada una con su propio punto de vista.


En cada carpa los protagonistas eran dos. Los propios experimentos y los alumnos y profesores que explicaban los principios científicos que habían aplicado para llevarlos a cabo.

A modo de ejemplo, en nuestro caso intentamos hacer participar a la gente de:

- Las aves de nuestro entorno, con una muestra de modelados de aves que pudimos observar en/desde el colegio a lo largo del año anterior, al participar en el concuro The Big Year Spain, en el que quedamos en el tercer lugar de centros educativos.
- Todo depende de la luz, explicando como iluminando una ilustración con diferentes colores podemos ver cosas diferentes, acompañado de los clásicos efectos ópticos.


- Observación al microscopio de microorganismos de agua dulce, recogidos en nuestro estanque, entre los que destacaban varias especies de algas verde y las inquietas pulgas de agua.
- Las poleas, unas máquinas simples que nos ayudan a multiplicar nuestro esfuerzo para levantar grandes pesos.
- El elevador hidráulico que, aplicando el principio de Pascal, multiplicaba por diez la fuerza ejercida sobre el émbolo de una jeringuilla por el simple efecto de la presión en un fluido.
- La electrolisis, la separación de los elementos del agua mediante el paso de una corriente eléctrica, en hidrógeno y oxígeno que recogíamos en tubos de ensayo.


Pero no sólo se acababa aquí nuestra participación. Además recorrimos el resto de las carpas aprendiendo nuevos experimentos y colaborando con otros centros y participando en programas de radio en directo.

Si estuvisteis allí, podéis colaborar en una iniciativa para conocer que carpa os gustó más, votando en este enlace.


Un día intenso, que con el paso del tiempo se convierte en una jornada muy esperada por todos y que nos ofrece un nuevo aliciente para investigar: convertirnos en científicos y divulgadores delante del público. Público que, según la organización, fue de algo más de 16 000 visitantes. ¡No está nada mal!

Nuestro agradecimiento a los organizadores por su trabajo y por la oportunidad que nos dan cada año.

Más información:
- Web de la Asociación de Amigos de la Casa de las Ciencias

No hay comentarios:

Publicar un comentario