jueves, julio 10, 2014

Geocaching en el túnel de Vista Alegre

Año 1920, comienza la construcción de la vía de ferrocarril entre A Coruña y Santiago. Las obras se prolongaron durante dos décadas, hasta que en 1943 el primer tren hizo el recorrido. La espera fueron años de prosperidad para pequeños pueblos que estaban a lo largo del trazado. Es el caso de Boedo, un pequeño pueblo del ayuntamiento de Culleredo, casi en los límites con A Laracha y Arteixo. Los trabajos de la vía y los túneles emplearon a gran parte los lugareños, pero también muchos de ellos murieron jóvenes a causa de la silicosis. Con motivo de la obra, quedó en el lugar uno de los emblemas: el puente de piedra bajo el que pasa la carretera de Arteixo a Ledoño. Pero por diversas circunstancias, Boedo quedó sin estación ni apeadero, a medio camino entre la de Bregua y la de Meirama. Y también entre dos túneles: el de Boedo y el de Vista Alegre, de 0,8 km y 1,8 km de longitud respectivamente y apenas separados por 1,5 km.


A partir de 2009, sobreviene un nuevo cambio: se abre al tráfico la línea de alta velocidad de Adif entre A Coruña y Santiago. En su trazado se habían construido nuevos tramos y nuevos túneles, entre ellos el de Bregua de casi 3 km. A partir de 2006 las vías tradicionales, los viejos túneles y la estación de Bregua se quedan sin circulación y, en algunos tramos las vías son desmontadas.

Año 2014, un nuevo caché de Geocaching aparece en la zona, situado en el interior del túnel de Vista Alegre. Desde hace algún tiempo, estas vías abandonadas son recorridas por senderistas y ciclistas (BTT) en busca de nuevos caminos. Una opción muy buena para llegar a nuevos lugares o para hacer una alternativa al PR-G 111.

Nuestro objetivo era el caché "4347 P", desde Boedo, buscando un camino alternativo a la vía y regresando por ella. Finalmente hicimos una pequeña ruta de casi 4 km.



Tramo 1: de Boedo al túnel de Vista Alegre (pk 0-1,5)

En la rotonda de Boedo, tomamos la carretera de Vista Alegre. Al pie de la línea de alta velocidad hay un aparcamiento donde comienza la vieja vía de tren. Seguimos (ya a pie) por la carretera unos 150 m hasta encontrar un camino que se desvía a la izquierda. En seguida pasa por debajo de la vía para recorrer el valle del río Valiñas (afluente del Mero al que se une allá por A Telva, en Culleredo-Cambre). A nuestra izquierda va quedando la nueva línea de alta velocidad. A lo largo del camino encontramos eucaliptal alternando con pequeños retazos de bosque de castaños y cerquiños. Llega un momento en que el camino se pierde en una reciente tala por lo que decidimos improvisar e ir acercándonos a la vía. Por último, trepamos por el talud de la vía, cruzando el matorral y alcanzado la plataforma del ferrocarril. Ya tenemos el túnel a la vista.




Tramo 2: interior del túnel (pk 1,5-2,5)

El túnel tiene una longitud de 2 km. Hacemos algo menos de la mitad. Es imprescindible la linterna, ya que, a pesar de que en ningún momento perdemos de vista la entrada, apenas vemos donde pisamos, entre las traviesas y los raíles, sobre las piedras sueltas, con algún que otro elemento tirado.
Localizamos el lugar del caché, subimos con cuidado, firmamos... y de vuelta.





Tramo 3: túnel de Vista Alegre-Boedo (pk 2,5-3,8)

El regreso lo hacemos en línea recta, por la vía, que nos devuelve directamente al aparcamiento, sorteando los pequeños pinos y sauces que crecen entre las traviesas, fruto del abandono de uso. Curioso como se estrecha la vía allí donde los tornillos fueron arrancados.



Un paseo interesante, pero que se queda a medias, a la espera de completar la ruta de los túneles.

Álbum de fotos:

Más información:
- Sobre Boedo, la web de Lugar de Boedo.
- Web de ADIF del tren de alta velocidad del Eje atlántico.
- Web de Geocaching.
- Una opción de ruta de túneles en Wikiloc.

No hay comentarios:

Publicar un comentario