lunes, noviembre 03, 2014

III Trail Concello de Arteixo - AD Jarnachas

Prueba: III Trail Concello de Arteixo (2014)
Organizadores: AD jarnachas
Lugar: Arteixo
Fecha: 02/11/2014
Distancia: 18 km (desnivel positivo 800 m)
Tiempo: 3 h 00 min 20 s

Ya es por la mañana en Arteixo. Después de las dudas hoy es el día del III Trail Concello de Arteixo organizado por la AD Jarnachas. Lo de las dudas es por varias razones. En los tres trails anteriores que corrí (Costa Trail Oleiros, Carnota y Mandeo) acabé con calambres bastante fuertes. Además, los comentarios de todo el mundo eran que esta prueba era especialmente dura y las fotos de la organización parecían corroborarlo. Pero siendo en casa y por caminos ya conocidos, no podía dejarlo pasar. Ya estaba apuntado al trail corto (18 km), así que ahora a correr... o lo que fuera.



Lo primero echar un vistazo al tiempo. Como se preveía, parece que va a caer agua. Así que preparo la mochila con chubasquero, chaquetilla de manga larga, otra malla por si acaso... ¿mochila con agua? No. Vamos temprano para ver el ambiente.

En el pabellón de deportes ya hay movimiento. Los corredores se van preparando y como siempre me asusta ver lo "profesionales" que van la mayoría: sus zapatillas específicas, mochilas, geles, bastones... ¡Dónde me he metido! Recojo el dorsal y me voy al coche a prepararme.

Aparece Emilio y la conversación me tranquiliza: es durísimo, va a llover mucho, cómo van a estar los caminos.... Un poquito de calentamiento y a tener presente mis objetivos: a) acabar el trail, b) llegar dentro del tiempo de corte, c) intentar llegar en 180 minutos.

Son las 10:00 h. Puntualidad. Se van los aventureros del recorrido largo que tienen por delante 30 km. Suerte Emilio. Se les ve trotar con tranquilidad. Parece que saben todo lo que falta. Mientras, quedamos los prudentes del corto. Aparece Dani, por fin, pensé que se había rajado.


10:15 h. Comienza nuestro camino. Para no molestar me sitúo al final del grupo. Somos 132. Por detrás del pabellón salimos al paseo fluvial. Estoy en el grupo de cola, sabiendo cual es mi objetivo. Un poquito de charla y trotamos por asfalto. Ahora pasamos por detrás de casa, camino conocido. Giro a la izquierda y comenzamos la ascensión al Subico (194 msnm) con paso previo en bajada hacia Lañas, entre rocas y eucaliptos. Con calma. El GPS falla y desde ya me quedo sin referencias (dá igual, voy a ir como pueda). El último tramo de subida es espectacular por el cortafuegos y con un chaparrón de los que hacen época.

El cortafuegos el día anterior (foto Jarnachas)

Toca bajar con calma por otro tramo de cortafuegos y caminos embarrados hasta pasar sobre la autovía. Volvemos a estar a 100 msnm. Así que a subir. Por supuesto, caminando. Subida dura hasta los 300 msnm con el camino en mal estado por todos los que pasaron antes. Ya estoy con un grupito de compañeros con mi mismo objetivo. Somos el furgón de cola. Sabemos que esta es la subida más dura y nos damos ánimos para llegar al final. Es el momento de probar la eficacia de un gel energético. Lo conseguimos y lo que viene ahora es una fuerte bajada enlazada con otra subida impresionante: pasamos de los 75 msnm en el km 5,5 a 300 msnm en el km 7,5; 125 msnm en el km 8,5 y de nuevo 300 msnm en el km 9,5 casi a la altura de Santa Leocadia. Una locura.  Y ahora viene la bajada vertiginosa de 255 m de desnivel en poco menos de 1,5 km, lo que sale casi un 20 %. Suelo embarrado, más de 200 corredores que pasaron antes y unas zapatillas para asfalto dieron como resultado que mis compañeros de grupo se alejaran y yo bajara con muchas precauciones, patinando más que caminando, metiendo los pies en el barro para agarrar un poco más y echando mano de cualquier pobre arbolillo que se ponía a tiro. Casi al final del descenso, el desvío del trail largo (hala, valientes, a subir de nuevo) y un tramo de asfalto para enlazar con el valle del río de Arteixo, cruzar la carretera de Arteixo a Boedo y seguir por la ladera opuesta.


Subimos por la pista habitual de BTT y, ¡por fin! el avituallamiento. Me reencuentro con mis compañeros anteriores. Decido no parar apenas, unos tragos, cambiar la botella de agua que llevo dentro de la malla y coger la fruta. Por supuesto no podíamos seguir por una pista tan fácil, así que desvío a la izquierda, algo de cortafuegos y sobre todo caminos entre eucaliptos con sube-baja. Ya estamos en el km 13 y esto va de maravilla hasta que... Después de un par de avisos viene el calambre. Es una pequeña subidita pero el abductor izquierdo dice basta. Hay que parar para estirar y darle unos masajes. Recuerdo que llevo un sobre de gel frío para los músculos. Maravilloso. En cinco minutos vuelvo a trotar.




En paralelo a la autovía me adelanta un corredor a un ritmo impresionante y me dá ánimos. Es Fernando Arca que llegará a la meta como vencedor del trail largo con 2 h 46 min y también ganador del Cigatrail, el circuito de trails en Galicia. Yo a lo mío. Entramos en la Penouqueira por mi zona zona conocida de BTT, pista ancha pegada a las obras (paralizadas) del polígono de Morás. Varios cambios de dirección para hacer una subida entre rocas que me vuelve a pasar factura. Esta vez es el abductor derecho. Una roca me sirve estupendamente para estirar y aprovechar un poco de gel muscular que me quedaba. Acabo la subida con calma y afronto como puedo la última bajada mientras me adelantan varios de los participantes en la larga.

Finalmente alcanzo la zona fácil del paseo fluvial. Desde aquí sólo quedan 1,5 km de paseo hasta la meta final. Ni siquiera miro el reloj. El caso es llegar con dignidad. Y las 3 horas y 20 segundos de salir, cruzo el arco de meta.


El resto es disfrutar del ambiente y de los comentarios del resto de participantes mientras espero a Emilio que viene del recorrido largo en 4 h 19 min. Dani fue un caso aparte: apuntado en el corto, siguió el desvío del largo y en el avituallamiento decidió que ya puestos, se hacía todo el camino. Así que en algo menos de 5 horas completó el recorrido largo (eso sí, sin dejar constancia pues se olvidó el chip de control). Entrega de trofeos, pinchitos y cerveza.

Objetivo cumplido, satisfacción y envidia por los que hicieron el largo. Ahí espero estar el año que viene.

Una gran felicitación a la AD Jarnachas por el trabajo realizado: organización general, atención a los corredores, marcado del recorrido, asistentes en los cruces... Compañeros, lo habéis hecho genial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario