sábado, julio 04, 2015

Dinosaurios en Asturias: El museo del Jurásico

Hace 180 millones de años la costa asturiana era diferente a la actual. Pangea, el gran supercontinente, estaba dividiéndose, el clima era más parecido al tropical y el paisaje era el de zonas pantanosas y fangosas en las que un mar somero subía y bajaba de nivel. En este ambiente se desarrollaba una fauna entre la que destacaban los dinosaurios. A lo largo de la costa actual entre Gijón y Ribadesella dejaron su rastro en forma de fósiles y de huellas, llamadas icnitas, en la que se conoce como "La costa de los dinosaurios".


Para conocer mejor la impresión que dejaron estos grandes reptiles, nada mejor que una visita al MUJA, el Museo jurásico de Asturias.



Muy cerca de uno de los yacimientos de icnitas, el de la playa de La Griega, en Colunga, se sitúa el museo. al acercarte, te reciben en el exterior las reconstrucciones a tamaño real de diferentes especies de dinosaurios, así como la reconstrucción de las huellas de la Griega y de Tereñes.

El edificio está formado por tres bloques (a modo de huella de tres dedos), cada uno de los cuales alberga una parte de la exposición permanente. Además de los tres períodos del Mesozoico (Triásico, Jurásico y Cretácico) en el museo también hay espacio para los momentos previos y la evolución que dio lugar a la aparición de los grandes reptiles, así como para los acontecimientos posteirores (de los últimos 65 millones de años) incluyendo la aparición de la especie humana.

Cada espacio principal (tres períodos mesozoicos) está dominado por una especie de dinosaurio característico que se presenta a modo de esqueleto a tamaño real, acompañado por un gran panel de fondo en el que aparece en su hábitat. Estos tres representantes son el Plateosaurus (Triásico), Camarasaurus (Jurásico) y Tirannosaurus (Cretácico).





Por supuesto, no podía faltar una "sala" dedicada al Jurásico asturiano con vitrinas con las principales rocas de este período y fósiles.

Se trata de un museo muy completo y espectacular en el que podemos pasar más de una hora recorriendo los distintos espacios y aprendiendo sobre la evolución de los seres vivos en general y de los dinosaurios en particular, podrás tocar un fósil de verdad, ver una reconstrucción espectacular de la primera ave (dinosaurio con plumas), comprender como se forma un fósil  o saber como era el clima y la vegetación que rodeaba a estos grandes reptiles... y muchos más detalles que se esconden en los modelados y en los paneles explicativos.







Y aún quedaría visitar la sala de exposiciones temporales, en el sótano, que puede albergar una colección de papiroflexia de dinosaurios, de meteoritos o de biodiversidad.

Acércate con calma, para disfrutar de lo que te ofrece el museo y su entorno. Si además tienes la suerte de formar parte de una visita guiada, mejor todavía. Los detalles para la visita puedes consultarlos en su página web.

Álbum de fotos:


Más información:
- Web del Museo Jurásico de Asturias.
- La costa de los dinosaurios en la web de Turismo de Asturias

No hay comentarios:

Publicar un comentario