domingo, junio 10, 2018

Monfragüe, ruta de la umbría.

Ruta: Umbría de Monfragüe
Longitud: 4,5 km
Duración: 2 horas
Tipo de ruta: ida
Desnivel positivo acumulado: 228 m
Dificultad: fácil

Esta es una de las rutas clásicas en el Parque Nacional de Monfragüe. Tiene varias posibilidades, tanto de inicio como de final, pero todas tienen en la ladera norte de la Sierra de Monfragüe (la umbría) y el Castillo, como principales puntos de referencia.

En este caso, el camino lo comenzamos en la Fuente del Francés y lo terminamos en el Salto del Gitano, haciendo el último tramo por carretera.




¿Qué es la umbría? En un paisaje en el que lo dominante son las extensas dehesas, las sierras ponen un contrapunto, vestidas de matorral mediterráneo, con sus cortados en lo
s que las aves rapaces encuentran su paraíso. Las principales elevaciones discurren en dirección este-oeste: las sierras de Peñafalcón, Monfragüe, de las Corchuelas y del Espejo, separadas las dos primeras por el corte del río Tajo. Esta orientación hace que las laderas orientadas al sur estén más expuestas al sol, mientras que las orientadas al norte, la umbría, permanecen más protegidas, con más horas de sombra, lo que propicia una vegetación diferente, frondosa.




Tramo 1 (km 0-2): la umbría y el Castillo.

El inicio de la ruta está, en este caso, al pie del Puente Nuevo sobre el Tajo (carretera EX-208). Aquí está el lugar conocido como Fuente del Francés, en honor de Maurice Jonson, que murió en el río intentando salvar un ave rapaz. Un panel informativo nos cuenta su historia.

Comenzamos el camino marcado como ruta roja subiendo por una escalinata que nos mete directamente en la ladera. El camino es fácil de andar, en constante ascenso, suave, y rodeados de la vegetación mediterránea. En primavera, cuanto aún el calor no aprieta, podremos disfrutar de las diferentes especies que brotan. Entre los árboles destacan los alcornoques y los quejigos, acompañados de madroños, majuelos, durillos, ruscos, brezos blancos...

Tras 1,5 km en el que el camino traza una recta, nos encontramos con un brusco giro. Esta curva sirve de mirador y se asoma sobre la vegetación para poder observar con calma el vuelo de las aves rapaces, especialmente los buitre leonados que pueden llegar a planear sorprendentemente cerca de nosotros. No en vano estamos justo enfrente del Salto del Gitano. Aquí comienza el último tramo de ascenso al castillo, entre escalones en roca y barandillas de madera.






A 464 metros de altitud, tras salvar un desnivel total de unos 230 metros, se encuentra el Castillo de Monfragüe y la ermita de Nuestra Señora de Monfragüe. En este alto se encontraron restos de la Edad del Bronce y de murallas prerromanas. También hay indicios romanos y árabes. En el siglo XII el castillo tuvo su auge en manos cristianas, época de la que son las torres actuales, reformadas en siglos sucesivos, hasta su abandono en el siglo XV, con ocupaciones posteriores esporádicas.

Su situación lo convierte en un mirador espectacular sobre el Parque. Podemos echar una mirada hacia las extensas dehesas que lo rodean, cortadas por el Tajo, y disfrutar de la observación de aves. Son muchos los visitantes de todo el mundo que acceden hasta aquí cargados con sus telescopios ornitológicos para ver las joyas del Parque: el buitre negro y el águila imperial ibérica. Pero no sólo ellas: buitre leonado, águila real, águila calzada, halcón peregrino, milano negro... ¡Todo un paraíso!






Tramo 2 (km 2-4,4): del Castillo al Salto del Gitano

Descendemos por la otra ladera en dirección al aparcamiento y nos encontramos con los visitantes que prefieren ascender por este lado, mucho más corto y cómodo, aunque expuesto al sol. Bajo el castillo se encuentra la verja que cierra el acceso a la cueva con pinturas rupestres.

La bajada es por carretera. Después del aparcamiento seguimos la carretera EX-208, por la orilla peatonal durante unos 2,4 km, totalmente llano. El último tramo se hace por la orilla del embalse del Tajo.

Finalmente llegamos al Salto del Gitano. Se trata de un afloramiento de cuarcitas formado por el sinforme (pliegue) de Monfragüe, formación que enmarca todo el Parque. En este roquedo anida la cigüeña negra, el halcón peregrino o los más abundantes buitres leonados. El mirador del Salto es un buen lugar para sentarse y disfrutar de los vuelos de todos ellos y de muchas más especies, como el espectacular avión roquero. Imprescindible llevar un prismáticos para no perder detalle.




Enlace al álbum de fotos.

Más información:
- La ruta en Reserva de la Biosfera de Monfragüe.
- Guía en pdf de la Junta de Extremadura.
- Guía en pdf del MAPAMA.

lunes, mayo 21, 2018

El inconcebible universo

Título: El inconcecible Universo. Sueños de unidad.
Autor: José Gordon. Ilustraciones de Patricio Betteo
Editorial: Sexto piso
Año: 2017
ISBN: 978-607-9436-50-6



José (Pepe) Gordon es un escritor mejicano, ensayista y divulgador del pensamiento científico. Entre otras actividades, dirige "La oveja eléctrica", una revista de pensamiento y ciencia. También es un canal en Youtube en el que se mezcla literatura y ciencia, por el que pasan invitados de gran renombre en el mundo de la física.

De todo esto, de una combinación que en principio parece extraña, surge este libro. Y personalmente me ha resultado extraño, me ha sacado de mi zona de confort. Los conceptos físicos que analiza buscan explicar los "sueños de unidad", esa teoría que explique el mundo en que vivimos desde un sólo punto de vista de la Física y que abarca desde la materia más pequeña hasta el universo completo.

Como no podía ser de otra forma, "La teoría del todo" está entre los puntos de partida. Científicos como Hawking, Suskind, Higgs, Greene, Maldacena o Penrose figuran entre los citados. La relatividad, los agujeros negros, el CERN o la teoría de cuerdas y sus multidimensiones son los contenidos destacables. Muchos de estos conceptos están actualizados en las conversaciones que el autor ha tenido con sus protagonistas.

Y esto es otra parte del libro. Los códigos QR insertados en cada capítulo (no en todos) nos llevan a esas conversaciones a las que se hace referencia. En escasos dos minutos tenemos un acercamiento en primera persona (aquí la colección de vídeos). Este es el ejemplo del capítulo con el premio Nobel George Smoot.


Pero lo más desconcertante es como se engarzan los conceptos de Física con la literatura, con la poesía, con la forma de estar narrado. Sólo una referencia, sacada de una de las páginas: "Si la ciencia utiliza colisionadores de partículas para sondear los niveles más finos de la naturaleza, la poesía utiliza el laboratorio del cerebro para colisionar ideas, imágenes, curvaturas sutiles del pensamiento que abren nuevas vistas". Comentario enmarcado con la figura de otro Nobel, este de literatura, Octavio Paz. ¡Uuffff!

Sólo le faltaba un último detalle. Las ilustraciones de Patricio (Pato) Betteo que recrean el extraño entorno en que nos movemos.



Más información:
- Web del autor.
- Web de la editorial.
- Un resumen del libro.
- Canal en Youtube "La oveja eléctrica".

lunes, mayo 14, 2018

Pozas de Melón


Melón es un pequeño ayuntamiento de la provincia de Orense de poco más de 50 km cuadrados. Gran parte de su superficie se sitúa en altitudes alrededor de los 800 m, al este de la Serra de Faro de Avión, cuyo punto más alto está a 1150 m, perteneciente a la provincia de Pontevedra, casi límite entre los concellos de Melón y A Cañiza.

En esta sierra nace el río Cerves, formado por las aguas de varios arroyos que descienden desde las laderas a 1000 m de altitud. Tras algo más de diez kilómetros desemboca en el río Miño, en el embalse de A Frieira, muy cerca de las termas de Prexigueiro.

En el descenso desde su nacimiento, el Cerves se encajona entre las rocas formando un pequeño pero espectacular cañón en el que se realizan actividades de barranquismo. A continuación se desploma en la fervenza (o fervenzas) de Tourón. Aún más abajo, a unos 450 metros de altitud nos regala con unos pequeños saltos y represas naturales, formando las conocidas Pozas de Melón.




Se trata de un tramo de aproximadamente un kilómetro de longitud. El acceso más fácil se realiza desde la carretera N-120, aproximadamente en el pk 605 (salida 262 de la A-52). Unos pequeños carteles indican "Pozas-Área recreativa". Nos encontramos con un aparcamiento, que en verano se queda pequeño por la gran afluencia de gente.

Nos recibe el viejo aserradero, reconvertido en bar. A partir de aquí seguimos el río, aguas arriba para irnos encontrando con las diferente formas de rocas, cascadas, pozas que nos ofrece el cauce. Aunque tenemos una sensación de tranquilidad, no debemos confiarnos, ya que las rocas son resbaladizas lo mismo que algunos de los escalones. La mejor parte viene tras pasar bajo el viaducto de la autovía. Siguiendo la ruta marcada, podemos llegar y completar el camino hasta las fervenzas de Turón. Poza da Estrela, de Arriba, das Mestas... son algunas de las que te vas a encontrar.







Más información:
- Web Pozasdemelon.es.
- Web Unarutacadadía con una ruta interesante.
- En Galicia máxica.

miércoles, abril 04, 2018

El aprendiz de naturalista

Título: El aprendiz de naturalista
Autor: Luis Manuel Iglesias
Editorial: Babidi-bú
Año: 2017
ISBN: 978-84-16777-83-9



Cuatro chavales. Un entorno cercano más o menos natural. Tiempo libre para disfrutar. La fauna que los rodea. ¿Qué sale de todo esto? Un aprendiz de naturalista.

Estos cuatro chavales recorren las proximidades de sus casas descubriendo lo que la naturaleza les ofrece. La principal herramienta es la curiosidad, pero también sus mochilas cargadas de lupas, prismáticos o cámara de fotos.

Uno de ellos, Luis, describe estas aventuras años después. Página a página nos va mostrando como aprender de la fauna es fácil (o no), pero está al alcance de todos. Cada episodio se centra en un ecosistema cercano y los animales que podemos identificar en ellos: las ranas y los renacuajos de una charca poblada de espadañas y lentejas de agua; los prados con saltamontes, mantis y las orugas de las geómetras; las maravillosas arañas y sus intrincadas telas y costumbres; los habitantes de la noche como la familia de lechuzas o los ratones de campo... Recorrer los párrafos es recorrer todos esos hábitats que tenemos tan cerca y, con frecuencia, tan olvidados.


Pero si por algo destaca (también) Luis es por su maravilloso manejo de la cámara fotográfica en las distancias cortas. Cada una de las breves historias está acompañada de las imágenes tomadas por él mismo. Los protagonistas ya no son esos amigos, sino toda la fauna que se desliza ante ellos. Son especialmente significativas las macrofotografías de insectos y arácnidos en su hábitat, pero también las de aves, anfibios, reptiles o mamíferos. No queda duda que alguien capaz de hacer estas fotos tiene que ser también un gran conocedor de la naturaleza, tiene que saber donde buscar, donde esperar... Con este libro queda claro que su experiencia viene de lejos.

Si tenéis unos minutos, podéis ir a su página web para disfrutar con sus fotos o navegar revisando otros de sus libros publicados.





Más información:
- Facebook del autor.
- Web del autor.
- El libro en la editorial.

domingo, abril 01, 2018

IV Trail polas cabeceiras do Anllóns

Actividad: IV Trail polas Cabeceiras do Anllóns (mintrail)
Fecha: 04/03/2018.
Recorrido: Minitrail distancia 16 km +650 m.
Lugar: A Laracha.
Organiza: Laracha en dúas rodas (Concello da Laracha).



Ya había oído hablar de este trail en años anteriores, con buenas críticas. Además, parte de los caminos eran conocidos. La única duda era atreverse o no con el trail (24 km) o irse a la distancia corta (16 km). Tras las experiencias de Carballo y Ames, la progresión lógica era apuntarse al mini. Y allá fuimos.

Salida y primer tramo (km 0-6)

La salida se realiza desde el polideportivo Agra de Leborís (A Laracha). Primer kilómetro por asfalto, llano, pero con la gente saliendo rápido. En Leborís nos metemos en faena: giro a la derecha y cruzamos el Anllóns para seguir su orilla izquierda, el lado opuesto al paseo de madera. En el km 2,5 llega la primera subida, de escasamente un kilómetro, para ascender entre Bustelo y los Montes do Escalo, de 283 m (desnivel de +100 m). La bajada es por zona de bosque, rápida y con barro hasta Requesende. De nuevo subida y bajada para llegar hasta O Carballo donde nos espera la gran dificultad.


El kilómetro vertical (km 6-8)

Después de cruzar la carretera, metemos los pies en el barro del prado, hasta los tobillos, lo que marca el inicio del kilómetro vertical. Se trata de un cortafuegos con un kilómetro de longitud y un desnivel de +200 m, lo que nos da una pendiente media del 20%, que no es real, ya que varias zonas son incluso de trepada, para las que la organización ha colocado cuerdas para superar los taludes. Cuando ya aparece acabar, tras unos breves 150 metros horizontales aún nos falta una pequeña cuesta hasta el avituallamiento y otra posterior para rodear la granja que hay en la Pena Gallada (460 m), de la Serra de Montemaior. Este es el punto más alto del trail. Este tramo se lleva gran parte de nuestras fuerzas. Según el cronometraje oficial: 21 min 11 s.




Segunda mitad (km 8-17)

Dejamos la pista y comenzamos la bajada. Es el momento de disfrutar para poder correr un poco. Voy ya sin GPS, así que no sé que ritmo estoy marcando, pero voy contento y relajando las piernas a pesar de que las bajadas me hacen sufrir y me pasa mucha gente. Este tramo tiene un poco de todo: bosque, matorral, barro, algún rego en el que hay que mojarse... Entre una cosa y otra llegamos al km 14 sin novedad. Viene una pequeña subida entre bosque de apenas 300 metros en los Montes do Escalo (por donde ya bajamos a la ida), pero los calambres aparecen y toca parar a estirar. Sigue pasando gente. Desde lo alto la bajada promete, pero las piernas no quieren así que toca sufrir a trote lento y con paradas. El resto del camino, llano por la orilla del Anllóns de nuevo, se hace muy duro. Cualquier pequeño traspiés, cambio de zancada o desnivel cuesta un mundo.




Entramos en el asfalto y con el polideportivo a la vista. Últimos metros y, después de 2 h 35 min, cruzamos la meta en penúltimo lugar y camuflado entre la gente del trail y de la andaina.

En definitiva: gran organización, buen recorrido, trail muy divertido... a pesar de lo sufrido.





Más información:
- Facebook del evento.
- Resultados en Championchip Norte.

miércoles, marzo 28, 2018

Trail de Ames

Actividad: Trail Galaica-Ruta da auga (minitrail)
Fecha: 25/02/2018.
Recorrido: Minitrail distancia 14,5 km +384m.
Lugar: Pontemaceira-AeroClub (concello de Ames).
Organiza: Trail Galaica.

Esta era la primera prueba Trail Galaica, circuito de trails de montaña que comprende seis pruebas en los montes gallegos, que este año traen como novedad que en todas ellas se organiza también un minitrail, lo que viene muy para que los novatos podamos ir cogiendo ritmo.



Este era el trazado oficial del minitrail, en línea. A primera vista, la carrera se presentaba prácticamente llana junto al río hasta el kilómetro 10. A partir de ahí venía el tramo de desnivel fuerte, durante casi 5 km. ¿El objetivo? Acabar. ¿La estrategia? Tomárselo con calma. Al principio entrar en calor despacio y llegar lo mejor posible a la subida final.

Previa

Madrugón para llegar al Aeroclub con tiempo. Ya por el camino se veía lo que nos esperaba: temperaturas bajo cero. De nuevo la duda de siempre: ¿de largo? ¿de corto? Con chaqueta a la salida y luego... Subimos a los autocares y allá nos vamos. Un paseíto a pie para cruzar el río en Pontemaceira y a esperar. Hacemos amigos y comentamos lo que nos espera. Con un poquito de retraso nos colocamos en la salida: 300 corredores.



Salida y primeros kilómetros

Salimos de Pontemaceira a través del puente y con un kilómetro de carretera. En este punto nos echamos a la izquierda para seguir la orilla del río. La gente va rápido y yo, literalmente, de último. Al entrar en el camino de pescadores avanzo unos puestos pero se produce un apelotonamiento. Toca ir en fila al ritmo del de delante. Los primeros seis kilómetros transcurren sin novedad, al ritmo esperado de media de 6:50 min/km más o menos.

A la altura de Oca nos separamos un poco del Tambre para seguir la vaguada del arroyo del Mende. Primer desnivel ligero y primera zona en la que empezamos a mojar los pies de verdad. En seguida volvemos a la orilla principal y llegamos a la playa fluvial de Tapia donde nos espera el avituallamiento. Estamos ya en el kilómetro nueve, disfrutando; lástima que el GPS se volvió loco y estoy sin referencias, pero calculo que el ritmo medio estaría ya por los 7:30 min/km. Todo bien.


Tramo final

A partir del km 10 comienza el desnivel. Dejamos atrás definitivamente el Tambre y nos dirigimos al rego da Anduriña. Una preciosa zona con una serie de molinos tradicionales y que nos obliga a meternos en el agua para cruzar, con alguna pequeña trepada. Cruzamos la AC-542 entre Covas y Vilouta. Poco a poco el paisaje cambia. El bosque de ribera da paso a los pinares y luego al monte raso.

El ascenso es continuo. Cuando parece que la cuesta está a punto de acabarse, vemos corredores subiendo por nuestra izquierda. Nos queda ascender hasta lo alto del Monte Grande, de 382 metros. Ahora sí. Desde aquí nos queda un descenso vertiginoso de medio kilómetro. No es fácil, las piernas van cargadas y las rocas están resbaladizas, por lo que alguna cuerda instalada nos echa una mano.



Dos horas y doce minutos después del inicio, llegamos a las instalaciones del Aeroclub. Un recorrido precioso y divertido.


Así se ve el trazado en Google Earth
Resultados:
- Distancia: 14,5 km
- Tiempo: 2 h 12 min 03 s
- Ritmo medio: 8 min 45 s
- Puesto: 167 (de 188)

Más información:
- Web oficial.
- En Facebook.
- Vídeo de la prueba.

lunes, marzo 12, 2018

Fervenza de Tourón

La Serra do Faro de Avión se eleva hasta los mil metros de altitud entre las provincias de Pontevedra y Ourense. En sus laderas orientales nace un pequeño río, el Cerves que cruza el concello de Melón para ir a dejar sus aguas al Miño. En uno de sus tramos, en los alrededores de la aldea de Tourón se encajona en la roca, formando un pequeño pero espectacular cañón y una impresionante cascada.



Acceso

Podemos acceder a la cascada tanto desde As Mestas como desde Tourón. Para llegar a este, seguimos la N-120 de Ribadavia a A Cañiza. En el pk 607, en Melón, tomamos el desvío señalizado. Antes de llegar al pueblo, en una curva de la carretera veremos el acceso peatonal, pista cerrada con una barrera y un cartel informativo.


El camino

Desde Tourón, el camino hasta la cascada es poco más de un kilómetro, que se realiza sobre un pista forestal y agrícola fácil de caminar. Cruzamos un tramo de pinar que va cambiando a un bosque de castaño y roble. (Las fotos son de febrero de 2018, con los efectos de los incendios todavía muy marcados).

En seguida llegamos a la cascada. Está formada por dos tramos excavados en roca.Una pasarela cruza sobre el río, hacia la parte inferior, un mirador metálico cuelga sobre la cascada que lava y pule la roca. Atravesando el puente, accedemos a una pasarela de madera en la otra orilla que asciende (destrozada por el fuego) hasta un mirador al pie de la caída de agua de aproximadamente 20 metros.

Desde este punto, en sentido ascendente, el río se encajona y forma un precioso cañón. El camino sigue descendente por una pasarela de madera en dirección a Mestas. A partir de aquí se puede seguir el sendero marcado hasta llegar a las pozas de Melón.










Más información:
- Web Galicia Máxica (con la pasarela aún nueva y la vegetación intacta).
- Web de Sendereando.