domingo, junio 10, 2018

Monfragüe, ruta de la umbría.

Ruta: Umbría de Monfragüe
Longitud: 4,5 km
Duración: 2 horas
Tipo de ruta: ida
Desnivel positivo acumulado: 228 m
Dificultad: fácil

Esta es una de las rutas clásicas en el Parque Nacional de Monfragüe. Tiene varias posibilidades, tanto de inicio como de final, pero todas tienen en la ladera norte de la Sierra de Monfragüe (la umbría) y el Castillo, como principales puntos de referencia.

En este caso, el camino lo comenzamos en la Fuente del Francés y lo terminamos en el Salto del Gitano, haciendo el último tramo por carretera.




¿Qué es la umbría? En un paisaje en el que lo dominante son las extensas dehesas, las sierras ponen un contrapunto, vestidas de matorral mediterráneo, con sus cortados en lo
s que las aves rapaces encuentran su paraíso. Las principales elevaciones discurren en dirección este-oeste: las sierras de Peñafalcón, Monfragüe, de las Corchuelas y del Espejo, separadas las dos primeras por el corte del río Tajo. Esta orientación hace que las laderas orientadas al sur estén más expuestas al sol, mientras que las orientadas al norte, la umbría, permanecen más protegidas, con más horas de sombra, lo que propicia una vegetación diferente, frondosa.




Tramo 1 (km 0-2): la umbría y el Castillo.

El inicio de la ruta está, en este caso, al pie del Puente Nuevo sobre el Tajo (carretera EX-208). Aquí está el lugar conocido como Fuente del Francés, en honor de Maurice Jonson, que murió en el río intentando salvar un ave rapaz. Un panel informativo nos cuenta su historia.

Comenzamos el camino marcado como ruta roja subiendo por una escalinata que nos mete directamente en la ladera. El camino es fácil de andar, en constante ascenso, suave, y rodeados de la vegetación mediterránea. En primavera, cuanto aún el calor no aprieta, podremos disfrutar de las diferentes especies que brotan. Entre los árboles destacan los alcornoques y los quejigos, acompañados de madroños, majuelos, durillos, ruscos, brezos blancos...

Tras 1,5 km en el que el camino traza una recta, nos encontramos con un brusco giro. Esta curva sirve de mirador y se asoma sobre la vegetación para poder observar con calma el vuelo de las aves rapaces, especialmente los buitre leonados que pueden llegar a planear sorprendentemente cerca de nosotros. No en vano estamos justo enfrente del Salto del Gitano. Aquí comienza el último tramo de ascenso al castillo, entre escalones en roca y barandillas de madera.






A 464 metros de altitud, tras salvar un desnivel total de unos 230 metros, se encuentra el Castillo de Monfragüe y la ermita de Nuestra Señora de Monfragüe. En este alto se encontraron restos de la Edad del Bronce y de murallas prerromanas. También hay indicios romanos y árabes. En el siglo XII el castillo tuvo su auge en manos cristianas, época de la que son las torres actuales, reformadas en siglos sucesivos, hasta su abandono en el siglo XV, con ocupaciones posteriores esporádicas.

Su situación lo convierte en un mirador espectacular sobre el Parque. Podemos echar una mirada hacia las extensas dehesas que lo rodean, cortadas por el Tajo, y disfrutar de la observación de aves. Son muchos los visitantes de todo el mundo que acceden hasta aquí cargados con sus telescopios ornitológicos para ver las joyas del Parque: el buitre negro y el águila imperial ibérica. Pero no sólo ellas: buitre leonado, águila real, águila calzada, halcón peregrino, milano negro... ¡Todo un paraíso!






Tramo 2 (km 2-4,4): del Castillo al Salto del Gitano

Descendemos por la otra ladera en dirección al aparcamiento y nos encontramos con los visitantes que prefieren ascender por este lado, mucho más corto y cómodo, aunque expuesto al sol. Bajo el castillo se encuentra la verja que cierra el acceso a la cueva con pinturas rupestres.

La bajada es por carretera. Después del aparcamiento seguimos la carretera EX-208, por la orilla peatonal durante unos 2,4 km, totalmente llano. El último tramo se hace por la orilla del embalse del Tajo.

Finalmente llegamos al Salto del Gitano. Se trata de un afloramiento de cuarcitas formado por el sinforme (pliegue) de Monfragüe, formación que enmarca todo el Parque. En este roquedo anida la cigüeña negra, el halcón peregrino o los más abundantes buitres leonados. El mirador del Salto es un buen lugar para sentarse y disfrutar de los vuelos de todos ellos y de muchas más especies, como el espectacular avión roquero. Imprescindible llevar un prismáticos para no perder detalle.




Enlace al álbum de fotos.

Más información:
- La ruta en Reserva de la Biosfera de Monfragüe.
- Guía en pdf de la Junta de Extremadura.
- Guía en pdf del MAPAMA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario