sábado, marzo 21, 2020

Cova da doncela (Viveiro)

Rebuscando en Google Maps en el entorno de Viveiro, dentro del espacio natural protegido Costa da Mariña Occidental (ZEPVN, ZEC, ZEPA) nos encontramos, en la punta da Insua, con la "cova da doncela". La mayor parte de las reseñas de Google nos devuelven a una leyenda clásica en el territorio gallego relacionado con una doncella (no una "moura" en este caso) recluida que sólo asoma en la noche de San Xoán (solsticio de verano). Muchas de estas entradas comentan el hecho de la dificultad para encontrar su situación exacta o lo cerrado que está el acceso por la vegetación.


Cualquiera de los tracks en wikiloc es válido para localizarla, sólo depende de la distancia que queramos recorrer.


Powered by Wikiloc

Acceso

Llegamos desde Viveiro, por la carretera Lu-862 a O Vicedo. En 2km encontramos un desvío señalizado a la derecha de Parque etnográfico A Insua". Seguimos esta carretera hasta el final, cuando se convierte en pista de tierra y alcanzamos un ensanchamiento al pie del vertedero de Punta Insua, sellado en 2003.


La "cueva"

Llegar a la cueva desde aquí son apenas unos 500 metros entre eucaliptales por una pista que luego se convierte en camino. Su aspecto es de estar recientemente despejada (febrero 2020). En un último giro a la derecha, parece que el camino puede llegar directamente al acantilado, pero hay un corte en el terreno en el que se sitúa la boca de la cueva.

La entrada es estrecha y, sobre todo, baja, lo que nos obliga a acceder agachados y continuar así unos metros, poco a poco aumenta de altura y, en unos quince metros, da a una pequeña sala que se abre directamente sobre el acantilado. Nos encontramos entre la Punta do Cabalo y la Punta da Insua. Ante nosotros, el mar Cantábrico, con las olas rompiendo en las rocas y la vista limitada por ambas puntas.





El origen de esta cueva es artificial, pero se desconoce su propósito. Algunas hipótesis se centran en una boca o prospección para extracción de mineral de hierro, algo frecuente entre los esquistos de la zona. Sin embargo, no se han encontrado filones de interés. En la galería son evidentes las marcas del trabajado de la roca, aunque en la abertura final destaca sobre todo el trabajo de la erosión litoral. Otra hipótesis se basa en un objetivo defensivo (militar).

En el exterior, puede avanzarse por un camino lateral que nos permite observar donde se sitúa en el acantilado, sobre una veta clara y, junto a ella, otra cueva, cuyo acceso no está abierto. Desde aquí tenemos vistas al cercano Fuciño do Porco.



Vistas desde Google Earth
En cualquier caso, un destino con leyenda, misterio y un gran encanto. Atención: no está exento de peligro. Aunque llegar a ella y entrar es sencillo, al estar al borde del acantilado exige extremar la precaución.

Más información:
- Web de Manuel Gago.
- Web Caminando entre senderos.
- Más que petroglifos, en Facebook.
- Vídeo a vista de dron en Youtube, por Rubidron.

No hay comentarios:

Publicar un comentario