viernes, mayo 13, 2022

Fervenza das Hortas

 

La comarca de Arzúa es una de las más surorientales de la provincia de A Coruña, lindando con la de Pontevedra, con la frontera natural del río Ulla. Uno de sus pequeños afluentes por la orilla derecha, el regato de Saímes, sirve de límite a su vez entre los concellos de Touro y Arzúa. Sólo unos 250 metros antes de unirse, forma una cascada conocida por el nombre del lugar: fervenza das Hortas.

Como llegar y accesos

Dos senderos tienen como final este punto de interés. Pueden recorrerse previamente para acabar en la cascada. Son los PR-G 233 y PR-G 169.

Podemos acceder en coche hasta el aparcamiento y realizar sólo el tramo de acercamiento. Estamos a 15 minutos en coche de Arzúa y Touro, 35 minutos desde Santiago y poco más de una hora desde A Coruña. En este caso podemos aparcar en un pequeño espacio habilitado (enlace a Google Maps) en el que se sitúan los paneles informativos. Desde aquí en menos de medio kilómetro estaremos al pie de la cascada.


El camino

Desde los paneles, seguimos el camino marcado en descenso. En el primer cruce tenemos dos opciones. Girar a la izquierda o seguir de frente. En el primer caso accederemos primero a la zona del molino. En el segundo caso nos acercaremos por la zona de la barandilla de madera y escaleras. Cualquiera de ellos es igual de apetecible y podemos completarlo de regreso.

La vuelta propuesta es de apenas un kilómetro, fácil de caminar. Al otro lado del regato se puede seguir el camino por un sendero habilitado en la ladera, con fuerte pendiente.

También tenemos la opción de seguir el camino que dejamos bajando a la izquierda y que nos lleva hasta la orilla del Ulla, aquí embalsado en el encoro de Brandariz.





La cascada

El regato de Saíme forma la cascada en rocas metamórficas, pizarra en la zona alta y gneis y cuarcita en el salto. En el gneis observamos el bandeado formado por la mica (bandas oscuras) y claras (cuarzo y feldespato. El agua supera una caída de aproximadamente 25-30 metros de altura, formada por dos saltos , lo que la convierte en una de las más altas de Galicia, a pesar de que el caudal no es abundante.

El entorno está formado por bosque de ribera de carballo, aliso, sauce, fresno y sus especies acompañantes, especialmente los helechos. Al pie del pequeño salto secundario se sitúa el molino dos Agra (información en este artículo del periódico El Correo Gallego).

En cualquiera de los enlaces al pie podéis leer la leyenda que tiene asociada, casi como cualquier recóndito lugar que se precie y a la que debe su otro nombre: de Santa Marta.







Más información:
- Web de Adela Leiro.
- En Galicia Máxica.
- En Galicia pueblo a pueblo.
- Blog Fervenzas de Galicia.


miércoles, mayo 11, 2022

Félix. Un hombre en la tierra

Título: Félix. Un hombre en la tierra
Autor: Odile Rodríguez de la Fuente
Editorial: Planeta
Año: 2020
ISBN9788408224891

Allá por los años 70 me tumbaba en una manta a los pies del sofá del salón para ver la serie El hombre y la Tierra en Televisión Española. Durante esa media hora en la tarde-noche, no pestañeaba viendo y escuchando las historias de animales y ecosistemas, especialmente de la serie Fauna Ibérica. Muchos años después conservaba las cintas de vídeo VHS en las que pude grabar los programas en posteriores reposiciones.

No cabe duda que Félix marcó una generación con sus programas, con su forma de narrar, con su forma de pensar. Pero además, aunque para muchos pasara desapercibido fue un personaje fundamental, además de en la divulgación, en la conservación: cofundador de la SEO, impulsor de la protección de Doñana, defensor de la primera ley de conservación de espacios naturales, protección de las aves de presa y del lobo... Posteriormente se creó un debate sobre sus modos de grabación de fauna, modos que hay que enmarcar en una época, en unas condiciones técnicas, etc. Así que para muchos hubo una cierta polémica, que no consiguió tumbar el gran trabajo divulgativo y formativo sobre la naturaleza que hizo en una sociedad poco educada en ese sentido. Un gran pionero.

Cuenta su biografía que nunca escribía guiones, que sus textos los improvisaba y los desarrollaba sobre la marcha y que dictaba los párrafos de sus libros según le venían a la cabeza. Quizá de ahí, unido a su particular entonación, la fuerza de sus palabras.

¿Y a qué viene todo esto? Pues que en este nuevo libro, que podría parecer uno más y en boca de su autora, su propia hija Odile "¿Qué podría escribir yo que no se hubiera dicho ya sobre él?", he redescubierto un nuevo Félix, mucho más global y mucho más precursor de ideas que aún hoy son perfectamente actuales.

La razón es el enfoque. No es un libro sobre Félix. Es un libro con las palabras de Félix. La autora ha rebuscado en toda la producción audiovisual y escrita del naturalista y rescatado frases, párrafos o a veces narraciones completas sobre diferentes materias, organizados en capítulos por temáticas: las jornadas de observación de la naturaleza, las costumbres de la fauna, la etología, el ser humano, la conservación, la nueva conciencia... y un capítulo final en el que personajes de proyección dedican Palabras para Félix.

En las Notas finales está la recopilación de las fuentes, tan variadas como su obra. Figuran aquí muchos de los capítulos de La aventura de la vida de RNE, sus Cuadernos de campo, Enciclopedia Fauna, Fauna Ibérica, El planeta azul o El hombre y la Tierra de TVE,etc.

Así que este libro ha sido conocer de nuevo a Félix, leerlo con pausa y disfrutar cada párrafo, a poquitos, imaginando como pronunciaría esas palabras o su postura ante un micrófono. Me ha sorprendido gratamente y me sirve como un resumen de sus ideas.

"En el año 2000, si no cambian las cosas, la ecología, el ecosistema terrestre, en definitiva, la biosfera, estará tremendamente degradada por las acciones que el hombre está llevando a cabo en contra de este ecosistema que lo soporta, en contra de este planeta en el que vivimos". De La aventura de la vida en RNE, 1977.

Y las cosas no han cambiado.

(Presentación virtual del libro en el canal de Youtube de Fundación Telefónica)


domingo, mayo 08, 2022

Angelica pachycarpa

Especie: Angelica pachycarpa
Familia: Apiaceae
Orden: Apiales
Clase: Magnoliopsida
División: Magnoliophyta

En cualquier paseo por la costa gallega se hace patente lo especial de la vegetación litoral sobre los acantilados. En esta zona supralitoral a la que llegan las salpicaduras las plantas tienen que luchar con el viento, el suelo rocoso y la competencia por el espacio. Es el reino de Anthyllis vulneraria, Asplenium marinum, Silene uniflora, Armeria pubigera, etc., plantas que caracterizan la alianza Crithmo-Armerion maritimae, pero también de los brezales y tojales de acantilados costeros atlánticos. Cada una de ellas merecería una mención especial pero vamos a destacar otra: Angelica pachycarpa.

¿De qué planta hablamos?

La angélica, a veces conocida como rabaza en gallego, nombre de otras apiáceas, es una planta herbácea, perenne, cuyos tallos estriados surgen de un grueso rizoma y pueden alcanzar un metro de altura y cinco centímetros de diámetro. Las hojas, sésiles, están divididas (dos veces pinnatisectas), triangulares, de gran tamaño con 18-45 cm y de color verde brillante, lustroso y sin pelos. Las últimas divisiones son entre ovadas y lanceoladas, con el margen dentado. En detalle, el ápice de estos dientes es blanquecino. Como todas sus familiares tienen una vaina (base foliar) muy aparente e hinchada que rodea el tallo.

Las flores forman umbelas con entre 15 y 25 radios pelosos, muy compactas. Las pequeñas flores tienen cáliz con cinco dientes poco marcados, cinco pétalos amarillo-verdosos, con cinco estambres y un ovario ínfero con dos estilos cortos. La floración se produce entre junio y septiembre.




¿Dónde?

Es una planta característica de los acantilados atlánticos, siempre bajo influencia marina, es decir, a una altitud entre los 0 y los 80 metros sobre el nivel del mar y próxima a la costa. Su preferencia por suelos soleados y secos, ácidos, le hacen compartir espacio con tojales y brezales.

Su distribución es limitada ya que se trata de un endemismo noroccidental ibérico, desde la playa de Liencres (Cantabria) como punto más oriental y las portuguesas Islas Berlengas como punto suroccidental. Por lo tanto todo el litoral gallego queda dentro de su área.

Una vez que la ves y la identificas se te queda grabada. Personalmente tiene un valor especial, tanto por ser endémica como por pertenecer a la vegetación litoral que tanto me gusta en unos paisajes tan especiales como los acantilados gallegos.



Más información:
- Ficha en Flora Ibérica.
- Listado de plantas endémicas, raras o amenazadas de España.
- En el blog Flora de Galicia.
- En la web Asturnatura.

domingo, mayo 01, 2022

CAMOVI 2022

Actividad: CAMOVI, Carrera de montaña Montes de Viveiro
Fecha: 24/04/2022
Recorrido: 10 km, +500 m
Lugar: montes de Viveiro (Viveiro, Lugo).
Organiza: CAMOVI.


La Carrera de Montaña Montes de Viveiro va ya por la XI Edición y se ha afianzado en el calendario del trail nacional. Este año era especial ya que la prueba de 42 km era el Campeonato de España de carreras en línea de la FEDME. Era una buena ocasión para participar... pero en los 10 km (tanto los 42 como los 21 siguen siendo demasiado). Allá fuimos.

El lema de la prueba es "puro monte galego" y damos fe que así fue. Un recorrido típico de toxos, matorral de monte con subidas y bajadas continuos, sin descanso, y (por desgracia) eucaliptales. Intensa, sufrida, dura... ¡Para disfrutarla!


En la salida

Entre las distintas distancias se reunían más de mil inscritos, lo que obligaba a llegar con tiempo para aparcar y recoger el dorsal con tiempo. Así que tocó madrugón, a las cinco y medio de la mañana, para recorre los 150 km entre A Coruña y Viveiro. Un poco antes de las ocho ya teníamos el dorsal y estábamos en ambiente. Con tiempo para ver la salida de los 42 km del Campeonato de España cruzando A Ponte da Misericordia. ¡Vaya ritmo de salida! Asusta.

Con calma nos acercamos a la estación de autobuses y esperamos a que se vaya llenando el primero. En diez minutos ya nos dejan en el mirador del monte de San Roque. Son las ocho y media y hay que esperar. Hace viento y frío así que nos quedamos con el cortavientos puesto hasta la salida. Unos minutos antes hay control de material: dorsal y vaso (o contenedor de cualquier tipo). A aquellos que no lo llevan los jueces les hacen sufrir y esperar. Nosotros pasamos.




Primer tramo

Puntuales. A las nueve y cuarto comienza. Tenemos memorizados los pasos de las subidas, así que salimos pensando en ellas. Desde la ermita de San Roque bajamos hacia la carretera de acceso al mirador. Como siempre vamos en cola así que nos toca aguantar el tapón y caminar en fila. En el km uno ya se invierte la pendiente y comenzamos a subir continuo durante dos kilómetros, un desnivel de apenas +150 m. El camino va entre monte bajo de toxos, incómodo ascendiendo suave a media ladera. Hay que ir muy pendiente de donde apoyas los pies, entre raíces, agujeros y... otros pies, ya que por momento vamos muy pegados. Al acabar el tercer kilómetro ya llevamos 29 minutos de carrera, es decir, un ritmo medio de algo más de 9min30s/km. A este paso deberíamos acabar en menos de 1h 40, que estaría bien.

Así llegamos al parque eólico de Viveiro. Cruzamos las Penas da Criada y empieza la bajada por zona de eucaliptal hasta el km 4. ¡Bajando y no mejoramos de 7 min/km este tramo!


La subida

Recordamos que del km 4 al 6 estaba la subida dura de la carrera... pero no pensábamos que tanto. Tras cruzar el rego de Guillán, esto se empina y de que manera. Un senderito abierto en el toxo trisca hacia arriba haciendo que la gente tenga que parar a retomar aliento. Nosotros lo hacemos seguido, pero paso a paso y notando como las piernas piden descanso. Cualquier pequeño escalón se hace enorme y las piernas apenas pueden hacer muelle. ¿Quizá con los bastones hubiera ido mejor? En el km 5 acaba este tramo demoledor: 1km en 21 minutos.

Una pequeña bajadita por la pista de los aerogeneradores y otros 500 metros para llegar a las rocas que coronan el Penedo do Galo. Ha sido impresionante, pero ya no quedan fuerzas. Acabamos el km 6 en 1h 10 min: 11min40s/km. Esto se nos ha ido.

Una breve parada en el avituallamiento para reponer líquidos y comer algo y seguimos.


Tramo final

Quedan cuatro km que son todo cuesta abajo excepto un pequeño tramo con subida corta. Pero la bajada no da respiro. Un caminito estrecho, excavado entre el matorral... Entre una cosa y otra vamos muy despacio cuando se supone que deberíamos apurar, así que en este tramo la media de ritmo se nos va por encima de los 8min/km.

Bajamos en paralelo al rego da Trasposta y lo cruzamos en A Costa: algún tramo de pista forestal, eucaliptal, prados... Viene el último repecho de apenas 300 metros. Un kilómetro y llegamos.

Las primeras casas y la pista de cemento (con mucha pendiente) nos indica que estamos entrando en Viveiro. Algún corredor, ya de vuelta, nos anima y avisa que ya estamos. Cruzamos el arco de la Puerta del Valado (uno de los accesos de la muralla medieval) y ahora así, un tramo urbano de poco más de 200 metros con un último giro a la derecha para cruzar la meta en la Plaza Mayor.

Finalmente han sido 9,7 km en 1 h 42 min, a un ritmo medio de 10:35min/km, un poquito más de lo esperado, pero eso es lo de menos. Nos volvemos con una gran sonrisa y que nos quiten lo bailado.

¡Qué gozada haber corrido y disfrutado del ambiente de la CAMOVI!
Ahora también nosotros somos parte del "puro monte galego"!




Más información:
- Web de la carrera CAMOVI.
- Canal YouTube de CAMOVI.
- Facebook de CAMOVI.


miércoles, abril 13, 2022

PR-G 121: Ruta dos tres ríos (concello de Touro).

Ruta: ruta dos tres ríos, PR-G 121
Longitud: 9,2 km
Duración: 3,5 horas
Tipo de ruta: lineal
Desnivel positivo acumulado: 180 m (desnivel negativo 280 m)
Inicio/final: Área recreativa de A Santalla/Ponte Basebe.
Dificultad: moderada


La comarca del Ulla ofrece una gran variedad de senderos señalizados para caminar. Es este río el que funciona como vertebrador y en el que enlazan muchas de estas rutas, la mayor parte de ellas lineales, lo que obliga a prever el regreso de alguna forma o 
realizar el recorrido de vuelta.

En este sentido, el concello de Touro dispone de varios senderos marcados y que se enmarcan total o parcialmente en su territorio: PR-G 93 Ribeiras do Ulla, entre Ponte Basebe y San Pedro da Ribeira; PR-G 121 Ruta dos tres ríos, entre Santaia y Ponte Basebe; PR-G 233 Ruta de la fervenza das Hortas, entre el río Lañas (o ponte Basebe) y As Hortas; aquí, en la fervenza, remata el PR-G 169 con el mismo nombre, pero que viene desde el concello de Arzúa y el embalse de Portodemouros. Con todos estos senderos, se ha definido una ruta de 50 km, Ruta da Ribeira do Ulla, que siuge el río y su entorno a través de los concellos de Arzúa, Touro, Boqueixón y Vedra.

Hoy recorremos el PR-G 121, sendero no homologado en el sentido descendente, desde Santaia hasta Ponte Basebe, sobre el Ulla, en el concello de Touro. Está perfectamente señalizado y acondicionado en sus tramos más escarpados.


Acceso

Comenzamos en el área recreativa de A Santalla, próxima al núcleo rural y al pie de la carretera en la que se inicia el camino (enlace a Google Maps). Está a unos 30 minutos de Santiago de Compostela. En caso de querer hacerla en sentido inverso, comenzaríamos en Ponte Basebe (enlace a GM).


Hasta el km 3

En el lugar de A Santaia, a orillas del río Lañas se sitúa una amplia área recreativa arbolada y bien cuidada. Cruzamos la carretera y nos encontramos con el inicio del sendero, marcado por un panel de ruta.

El primer punto de interés es un pequeño molino, el de Santaia. Desde ahora el camino seguirá todo el tiempo el río y con un descenso continuo en los primeros tres kilometros. Quizá este tramo sea el que, desde mi punto de vista, es el menos atractivo de toda la ruta, con tramos de eucalipto y de laurel romano. En el km 1,5 llegamos a un panel que nos indica el muíño Vello y sus características. En el km 2 cruzamos la carretera y el entorno cambia. Viene la parte más espectacular.

El bosque de ribeira domina el entorno y el Lañas se encajona formando rápidos y pequeños saltos de agua en las laderas de los Montes de Fao, hasta que en el km 3 comienzas los escalones y pasarelas de madera que nos ayudan a superar el Salto das Pombas. Son varias cascadas, de las cuales la mayor supera una caída de unos diez metros. Es un rincón espectacular a pesar de que apenas podemos visualizarlo en su conjunto.








El km 3 al km 8

Continuamos rodeados por el bosque fluvial mientras el río Lañas se tranquiliza. A nuestra izquierda quedan ahora prados en cuesta. Viene una subida en fuerte pendiente ayudada por escalones y  pasamanos hasta una edificación abandonada, en la ladera de Novas Fontes. Nos estamos separando del Lañas para ascender por una ladera entre pinares. Aquí nos pueden sorprender los pajarillos forestales como carboneros, agateadores o el martillear del picapinos. Llegamos al punto más alto por una pista entre brezales y alcornoques.

Descendemos por la pista y cruzamos el río Beseño (afluente del Lañas), el segundo de los ríos de la ruta. Continuamos la bajada por la ladera opuesta por la que subimos hasta encontrarnos de nuevo con el Lañas. Un poco antes del km 6 cruzamos el Lañas para seguir por su orilla derecha. La bajada se hace ahora muy empinada, pero podemos apoyarnos en los escalones de madera, con cuidado, ya que algunos están bastante deteriorados. El agua coge desnivel y velocidad y avanza a pequeños saltos. Precioso. En el km 8 llegamos a la confluencia con el Ulla (el tercer río).





Tramo del Ulla

Dos aspectos que observar aquí: los muros de una de las antiguas pesqueiras que cruzan el cauce para captura sobre todo de lamprea; en la confluencia, el cartel que indica el sendero PR-G 233 que llega hasta la fervenza das Hortas (¡no hay puente para cruzar el Lañas! a pesar de lo que se indique en diferentes folletos).

El camino sigue muy fácil de caminar entre una preciosa ripisilva de carballos, fresnos, laureles, sauces... A pesar de la calidad de estos bosques, el espacio protegido ZEC Sistema fluvial Ulla-Deza no comienza hasta unos 12 km más abajo del Ulla.

Finalmente, después de unos 9,2 km llegamos a Ponte Basebe, final del recorrido. Si no tenemos otra alternativa, debemos hacer el recorrido de vuelta. Al otro lado de la carretera nos encontramos con la señalización del PR-G 93, que sumaría otros 13 km de camino.





Enlace al álbum de fotos

Más información:
- Web de Turismo del concello de Touro.
- Web del GDR Ulla Tambre Mandeo.
- El Salto das Pombas en el blog Fervenzas de Galicia.

viernes, abril 08, 2022

VII Trail polas cabeceiras do Anllóns

Actividad: VII Trail polas cabeceiras do Anllóns
Fecha: 13/03/2022
Recorrido: trail corto, 17 km, 650 m +
Lugar: concello de A Laracha
Organiza: Laracha en Dúas Rodas


Sábado, 12 de marzo. Nos acercamos hasta A Laracha para recoger el dorsal del trail y así ahorrarnos media hora de madrugar el domingo. Llegamos al polideportivo y vemos el ambiente, no demasiado, pero ya están colocando las vallas, el arco de salida, la barra cervecera... Esto va rápido: retiramos la bolsa en unos minutos. Como no tengo otra cosa que hacer me acerco en coche a varios puntos del recorrido, sobre todo al tramo que va a pasar por el punto más alto. Así veo lo que me espera, la señalización y a algún otro curioso que tuvo la misma idea.

Ya había corrido esta prueba en 2018 y me había gustado todo, la organización, el recorrido, el ambiente. Sabía que iba a estar a gusto a pesar de la falta de forma que me haría sufrir. Por si acaso, preparé el material el día anterior.

¿Qué me esperaba? Unos 17 km con 650 m de desnivel positivo. Para otros corredores esto es poco y asequible. Para mi sigue siendo todo un reto. Además contaba con el frío (sobre todo al principio) y con el kilómetro vertical, un cortafuegos conocido, !pero esta vez hacia abajo! Por si acaso, tenía el recorrido memorizado, sabiendo en que puntos se acababa cada cuesta.


Salida (km 0-3)

A las 9:10 salen los valientes del trail y a las 9:30 h nos toca a los del trail corto, unos 230 participantes. Comenzamos por el asfalto de las calles y en seguida nos metemos en los prados y en el puente sobre el Anllóns. Salgo como siempre entre los últimos y despacio, así que me como el atasco y me enfrío. Cuesta coger ritmo, hasta el punto que el segundo kilómetro lo hacemos ¡a 8 min!

Después de dejar atrás la EDAR comienza la primera subida que tenía en mente de casi un kilómetro que nos lleva a la cota de Fragundi (270 m).


Del km 3 al 9,5

Ahora toca bajar y llanear unos kilómetros por monte primero para entrar luego en una zona divertida. Vamos en paralelo al río do Acheiro, con unos tramos muy embarrados y otros estrechos de camino de pescadores hasta pasar por el molino do Acheiro y pasar por el lugar de A Beria. Ya no íbamos muy rápido y aún encima esto... Calculamos: estamos en el km 7 después de 58 minutos, es decir a 8:20 min/km más o menos, y unos +200 m superados. No va tan mal y estamos disfrutando. Pero...

Aquí viene la subida fuerte. Del km 7 al 9,5 hay que superar unos 150 m de desnivel. Y tanto que se nota: en estos kilómetros marco ritmos de 15 y 11 min/km, más despacio que caminar despacio. Pasamos por el lugar de Fragoso y el Monte da Groba. Esto es la Sierra de Montemaior y más allá vemos el aerogenerador de Pena Gallada. Hacemos un tramo bastante fácil en horizontal y la granja nos marca el final de la subida.




La bajada (del km 9,5 al 11)

Esto se me hace conocido. Hace unos años llegué hasta aquí subiendo. O sea que estamos en el inicio del "kilómetro vertical en descenso". A ver que pasa. El primer tramo es bajada entre eucaliptos muy cómoda, aunque me lo tomo con calma ya que sé que faltan unos 6 km (algo menos de lo previsto según lo que recuerdo). El segundo tramo de bajada es el cortafuegos. Las piernas se cargan, el suelo está resbaladizo y no lo tengo claro. Lamentablemente tengo que ir frenando más de la cuenta, sobre todo en los taludes que obligan a usar las cuerdas en uno (a modo de rápel) y a arrastrar el cuelo en el otro. ¿12 minutos para bajar un km? No contaba con esto. Eso sí, muy divertido.

En el tramito de asfalto a la salida del prado está el avituallamiento. Como salí con casi un litro de isotónico en la mochila, apenas paro para rellenar un pequeño vaso y algo sólido (media barrita y medio plátano). La bajada me ha machacado. Voy sufriendo. 11 km en 1h 45 min, es decir 9:30 min/km.


¡Vamos a acabar!

Aquí viene la última subida, no muy larga ni pronunciada, pero se hace dura. Compartimos camino con los que vienen de la andaina. Al comenzar la bajada, rodeando el Petón das Orxeiras, los gemelos dan un susto con los primeros amagos de calambres en el km 12,5... pues aún quedan casi cuatro. Dejo pasar a varios caminantes y comparto ritmo con otros. Me recupero un poco y vuelvo a trotar.

Reconozco la zona de Gabenlle, el camino paralelo al río, opuesto a la pasarela de madera de la otra orilla. Esta zona era la que más esperaba disfrutar, pero las piernas no lo permiten. Hace cuatro años sufrí calambres aquí y hoy casi, casi... los fui evitando a base de trotar muy suave, tanto que voy a un ritmo de 9. Pasan varios participantes del trail largo, que me dejan atrás y los miro con envidia. Me consuelo viendo algún compañero en situación similar e incluso otro con esguince.

Cruzamos el último puente y viene la última rampa, la que se atraganta a todos a pesar de ser sólo 200 m. Un último calambre en la zona de los abductores me obliga a parar por completo y estirar. Me adelantan los pocos que quedaban por detrás e incluso bastantes de la andaina. No importa. Estoy en el km 15,6 y queda muy poco.

Troto o me arrastro los últimos 400 m de asfalto y entro en el polideportivo. Ya está todo el mundo con sus callos y su cervecita. Entro en el puesto 214 con un tiempo oficial de 2 h 36 min 46 s, a un ritmo de 9:13 min/km. Según mi GPS, fueron 16 km a 9:47 min/km.







Sufrí más de lo previsto, pero disfruté como nunca. La organización, de 10, así que enhorabuena a los organizadores de Laracha en Dúas Rodas, que me tendrán en la salida del próximo año.


Más información:
- Track personal en Wikiloc.
- Facebook de la organización.
- Clasificaciones definitivas en la web de Emesports.