miércoles, febrero 24, 2021

En busca do otras vidas en el Cosmos

18 de febrero de 2021. Tras siete meses de navegación y más de 470 millones de kilómetros recorridos, el Perseverance aterriza con éxito en Marte, en concreto en el cráter Jezero, con el objetivo de encontrar biomarcadores. Durante su viaje, muy oportunamente, se publica el libro "¿Estamos solos?" de Carlos Briones.

Título: ¿Estamos solos? En busca do otras vidas en el Cosmos
Autor: Carlos Briones
Editorial: Crítica (Colección Drakontos)
Año: 2020
ISBN9788491992219

¿Quién es Carlos Briones? Doctor en Química, especialidad de Bioquímica y Química Molecular, científico adscrito al Centro de Astrobiología del CSIC-INTA. Su currículum es amplísimo, incluyendo numerosísimas intervenciones en divulgación científica. Entre los campos que abarca se encuentra la investigación sobre el origen de la vida y su evolución temprana y el desarrollo de biosensores para la detección y caracterización de microorganismos, tanto en nuestro planeta como fuera de él.

https://elcultural.com/hay-alguien-ahi-fuera

Todo el libro es en si mismo un viaje por nuestra galaxia para aproximarnos a la posible existencia de vida en los diferentes destinos. Pero para eso es necesario conocer como es cada uno de estos planetas, satélites o cometas que están ahí fuera, por lo que se incluyen descripciones muy detalladas de las propiedades de cada uno de ellos, de cada uno de los posibles habitables.

Así que comenzamos por lo que conocemos, la vida en nuestro planeta: ¿qué es la vida?, ¿dónde se sitúa la Tierra?, ¿qué es la astrobiología? Un capítulo entero se dedica al origen de la vida, la panspermia y algo de evolución. Muy clarito, muy comprensible, pero también muy científico.

Los dos siguientes capítulos nos llevarán por los límites de la vida, los organismos extremófilos (como esas bacterias que sobreviven en ambientes a más de 100 ºC, a cientos de atmosferas de presión o pH máximos o mínimos), y el concepto de habitabilidad y biomarcadores. Todo ello para prepararnos con lo que podemos esperar en otros astros en el Universo cunado busquemos seres vivos o lo que debemos buscar. Otro capítulo más nos introduce en los protocolos de protección planetaria, es decir, las normas que se deben seguir al buscar vida extraterrestre, la necesidad de proteger los lugares que visitemos o de protegernos de lo que traigamos de fuera, según el protocolo COSPAR. Un ejemplo: en las salas de ensamblaje de las misiones a Marte el aire se filtra hasta impedir el paso del 99,97% de las partículas mayores de 0,3 micras de diámetro.

Ahora ya estamos preparados. Comenzamos. Y comenzamos con Marte, sus primeras observaciones, las primeras misiones de las Mars y las Viking, las actuales de Curiosity o Perseverance o las futuras; sus características de habitabilidad, su posible terraformación...

NASA, Mars 2020 Mission

Con un esquema semejante avanzamos por Júpiter y sus lunas más prometedoras para la existencia de vida (Io, Europa, Ganímedes, Calisto), los satélites de Saturno (Encélado, Titán), Mercurio, Venus, el cinturón de asteroides y los meteoritos. Para acabar con nuestro Sistema Solar nos falta Urano, Neptuno (con su satélite Tritón), el planeta enano Plutón, otros cuerpos del cinturón de Kuiper, la nube de Oort y los cometas (con mención especial a Chury Tempel I).

Sólo nos queda echar un vistazo con nuestros telescopios a los planetas extrasolares. Estas son algunas de las estimaciones que se hacen: si el Universo observable contiene unos 100.000 millones de galaxias, unas 3 x 10 elevado a 22 estrellas y un número 10 veces superior de planetas... "¿es razonable pensar que los seres vivos de la Tierra estamos solos, por muy improbable que sea el proceso que lleva a la aparición de la vida?". Desde que en 1992 se detectó el primer exoplaneta, actualmente ya pasan de 4000, de los que unos 60 se consideran potencialmente habitables (PHL).

Planetary Habitability Laboratory

Falta un último capítulo: si detectamos vida, ¿cómo será está? ¿serán sólo microorganismos o será vida inteligente? En este caso, ¿como nos haremos ver, como reconoceremos sus señales? Por aquí desfilan la ecuación de Drake, el programa SETI, la señal Wow! o los mensajes que ya hemos enviado desde la Tierra.

Son 500 páginas cargadas de información pero que se leen rápido (excepto algunas descripciones de las sondas que se me hicieron un poco densas, pero necesarias) y con interés. Además están salpicadas con comentarios, menciones a científicos, lecturas o películas relacionadas con cada tema. Al final de cada capítulo se dedican unas páginas a la transcripción de una corta charla con algún científico o científica destacado en el ámbito correspondiente.

Un gran libro que me ha enganchado desde todos los puntos de vista: el autor, el tema, los contenidos, la narración, los detalles científicos... Y si alguien quiere una conclusión me quedo con una de las respuestas del autor, común a muchas de sus charlas, a la pregunta de cómo empezó la vida o si hay vida fuera de la Tierra: "En tres palabras: no lo sabemos".



Más información:
- El libro en Planeta de Libros.
- La misión Mars 2020 Perseverance de la NASA.
- El mensaje en la Voyager, en la web del Jet Propulsion Laboratory de la NASA.
- Información actualizada de exoplanetas en la web Exoplanets de la NASA.
- Catálogo de exoplanetas habitables en la web del Planetary Habitability Laboratory.
- Lectura de Micromegas de Voltaire.


lunes, febrero 15, 2021

Senda dos cumios de Sanguiñedo

Ruta: Senda dos cumios de Sanguiñedo
Longitud: 20,7 km
Duración: 2,5 horas
Tipo de ruta: circular (en BTT)
Desnivel positivo acumulado: 594 m
Dificultad: moderada

Son varias las rutas que se pueden realizar en las zonas altas del Parque Natural Fragas do Eume. Tres de ellas tienen su punto de inicio en la portela de Montelongo (concello de Monfero): Pena Fesa, Os Cerqueiros y Altos de Sanguiñedo. Aquí describimos esta última.

 

Acceso

Desde el monasterio de Monfero (como referencia), seguir en dirección a Pila da Leña por la CP-5002. Son unos 7 minutos en coche hasta el panel que indicia el acceso a la ruta.

El kilometraje está indicado desde el aparcamiento de la ruta de Pena Fesa, aproximadamente 1,2 km màs allá del inicio.

Tramo 1 (km 0-4)

Todo el camino de ida de la ruta, es decir, la mitad, será en continuo descenso, con sólo algún tramo hacia arriba. Comenzamos a la altura del panel indicativo y atravesamos un paso canadiense. Es una pista de tierra ancha entre pinos. Después de unos 3 km, giramos a la izquierda. De seguir de frente, acabaremos bajando hasta la orilla del embalse. Al tomar el cruce, toca subir hasta llegar al mirador de Pena Cavada. Se trata de una estructura de madera que nos eleva sobre el paisaje del Eume. Aunque no es especialmente espectacular sí que llegamos a ver la presa del Eume.

Al pie del mirador hay una verja metálica que debemos cruzar y asegurarnos de dejarla correctamente cerrada de nuevo.






Tramo 2 (km 4-10)

Una larga recta nos lleva hasta las cuatro casas de San Xiá de Arca y entramos en carretera asfaltada por la que seguimos bajando hasta la siguiente indicación. Tras una curva muy cerrada en la carretera, estamos atentos a girar a la derecha por una pista de tierra que nos lleva a rodear el Penedo Gordo (a nuestra derecha). Dejamos atrás dos desvíos a la derecha: el primero es otra bajada al embalse y el segundo el que lleva a Pena do Teixo y mirador, por el que volveremos después. Todos estos kilómetros los estamos haciendo rodeados de monte bajo.

El siguiente punto es ya el lugar de A Torre de San Bartolomé, en donde giramos a la derecha para tomar la carretera que sigue la línea de alta tensión y que baja a la centra hidroeléctrica de Ventureira (a la que no llegaremos). Estamos ya fuera de la ruta "oficial". Es una bajada de asfalto, pero muy pronunciada. El paisaje se cierra y vemos el cañón del Eume, con sus espectaculares paredones.

En la siguiente curva de la carretera sale una pista a la derecha, marcada con un panel de ruta: es el inicio del camino de A Pasada Vella.




Tramo 3 (km 10-20,7)

Hemos llegado al punto más bajo de la ruta, así que desde ahora, tendremos una subida continua. Empezamos por una pista preciosa entre un frondoso bosque en la ladera sur del cañón del Eume. Si el desnivel lo permite, podemos disfrutar del paisaje. Este kilómetro es quizás el más duro de la ruta, pero también el más agradecido por la fraga que lo rodea. La pista continúa, después de varios zig-zag hasta alcanzar la orilla del embalse y seguir hasta el arranque de la presa. Pero antes, tomamos un camino a la derecha para rodear la Pena dos Mouros.

Salimos del bosque y seguimos subiendo en busca del mirador, que se encuentra en la ladera de la Pena do Teixo (aunque de "tejos", nada de nada). Es el momento de una merecida parada. Desde aquí las vistas si que son fantásticas, con el embalse y los Montes de Fontardión.

Una pequeña subida y bajamos para encontrarnos con la pista que hicimos a la ida. Retrocedemos hasta San Xián de Arca y a Pena Cavada. En vez de cruzar la verja, seguimos por la derecha, en paralelo a la alambrada. De esta forma alcanzamos Montelongo y la carretera. Sólo nos queda la última subida de asfalto para volver al punto inicial.




Álbum con todas las fotos, aquí

Más información:
- Web de Galicia natural e única.
- Variantes de la ruta en Wikiloc.
- En Turismo de Pontedeume y mapa en pdf.


jueves, febrero 04, 2021

Un paseo alrededor del Monasterio de Caaveiro

Ruta: Paseo río Sesín
Longitud: 1,9 km
Duración: 1 hora
Tipo de ruta: circular
Desnivel positivo acumulado: 53 m
Dificultad: baja

Rutas por el Parque Natural Fragas do Eume hay muchas y todas ellas de gran belleza y rincones maravillosos. Esta vez recorrimos un camino corto alrededor del Monasterio pero que puede colmar las expectativas de quien quiera hacer sólo un paseo y aún así quedarse con un poco de la esencia de las Fragas.

Powered by Wikiloc

Comenzamos en el puente de Santa Cristina, el principal acceso al Monasterio, al final de la carretera que bordea el Eume por su orilla izquierda. En verano y Semana Santa no está permitido el acceso en coche y hay que llegar en alguno de los microbuses gratuitos desde del Centro de Interpretación.

Cruzamos el puente y nos reciben unos paneles explicativos y un poste de sendero, el GR-55 o Ruta del Medievo, que viene de Monfero y continúa hasta San Andrés de Teixido. Continuamos por el camino empedrado hasta el Monasterio que bien merece una visita con calma, ya sea guiada (preferible, para conocer todos los detalles y anécdotas) si nos coincide el horario o por nuestra cuenta. Volvemos atrás y bajamos hacia las ruinas del molino de Sesín (del siglo XVII, de doble muela y rodicio horizontal, con canal de 20 metros de longitud y el espectacular puente sobre el arroyo, de difícil datación pero que parece ser del siglo XVII, de granito y con bóveda de unos doce metros de diámetro a una altura sobre el agua de unos once metros. Una parada aquí para hacer unas fotos desde casi debajo del puente. Cruzamos y nos encontramos con la fuente, del siglo XVIII y que abastecía de agua al Monasterio, y la señalización de varias opciones. Siguiendo el camino principal y tras una durísima cuesta de unos dos kilómetros llegaríamos a A Capela. Pero nada más dejar atras los postes, nos desviamos a la izquierda.





Descendemos por un sendero bien marcado, que forma parte del Camino dos Encomendeiros que viene desde el puente de Cal Grande (en sentido opuesto). El río va a nuestros pies y al otro lado, entre las hojas, vemos el Monasterios. Nos adentramos en un precioso tramo de bosque. Por un pequeño puente de madera cruzamos de nuevo el río Sesón (o da Mazoca) y lo seguimos por su orilla izquierda hasta que se junta con el Eume.

Giramos a la izquierda para seguir ahora el sendero clásico que borde el Eume por su orilla derecha. En poco más de medio kilómetro de camino fluvial regresamos al puente de Santa Cristina.

Apenas hemos recorrido un par de kilómetros, pero hemos tenido oportunidad de ver el Monasterio de Caaveiro, las ruinas del molino de Sesín y el puente, un retazo de las fragas, algunas de las especies más significativas de helechos (ocultas a los no versados  como Woodwardia radicans, Hymenophyllum tunbrigense o Davallia canariensis), diferentes especies de páridos forestales... Para ser un paseo apto para todas las edades, no está mal.





Recomendación: evitar ir en los momentos de máxima afluencia de visitantes, que puede hacernos perder gran parte de las sensaciones. Si tenemos tiempo, podemos acercarnos (en coche) al parque etnográfico del río Sesín, aunque necesitamos dar una gran vuelta para ir hasta A Capela.


Más información:
- Información práctica en la web oficial Galicia natural e única.
- Parque etnográfico del río Sesín en Galicia Máxica.
- Información de la Diputación de visitas al monasterio y buses en el Parque.
- Estudio del Monasterio de Caaveiro de la USC.

domingo, enero 24, 2021

Augacae, entre Arteixo e A Laracha


La costa del concello de Arteixo (A Coruña), más allá de la playa de Barrañán es poco habitual de los paseantes. Sin embargo, presenta un gran interés geológico y paisajístico, con acantilados o furnas dignos de visitar. Forma parte, además de la franja costera del espacio natural protegido Costa da Morte.

El rego de Alvite es un pequeño cauce de agua de poco más de 1,5 km de longitud. Nace en el lugar de Alvite, a unos 125 m de altitud, en las laderas de O Pedrouzo. Su cauce sirve de límite entre los dos concellos vecinos (A Laracha y Arteixo) de forma natural*. Desemboca cayendo en forma de pequeña cascada entre las ensenadas de Lourido (al oeste) y de Folgueira (al este), entre las puntas da Atalaia y da Torre.

La costa de Arteixo está formada por rocas magmáticas (granitos y gabros) y metamórficas (esquistos, gneises migmatizados). El rego de Alvite aprovechó la zona más frágil de estas rocas para ir labrando su cauce. Al llegar al mar, el sustrato rocoso no pudo ser erosionado lo suficiente y el agua forma una pequeña cascada de un par de metros. Con la marea alta, cae directamente sobre el mar; con marea baja podemos acercarnos a su base para observarla mejor.

En la orilla derecha del regato se conserva la construcción que era el cubo del antiguo molino de agua, del que no queda ningún otro resto. De hecho, hasta se hace difícil imaginar su situación o su relación con esta construcción.

Del lado larachés, el camino está abierto desde el lugar de Xermaña, así como un panel indicador de los valores del espacio natural incluido en la Red Natura, pero curiosamente nada sobre el molino o la cascada. Desde el lado de Arteixo, el camino por la costa, aunque un poco más cerrado, es perfectamente accesible.






Aprovechando que estamos por aquí, podemos acercarnos a la Punta da Torre y asomarnos a la furna horodada por el envite del mar sobre los granitos y las migmatitas.

*sin embargo, consultando los mapas de Información Xeográfica de Galicia, en su Base Topográfica 1:5000, hojas BTG03_0044A-0701/02, el rego pertenece a A Laracha excepto sus primeros tramos que sí son límite municipal

Más información:
- Artículo en el periódico La Opinión.
- Ruta de Barrañán a Augacae en la web de Adela Leiro.
- En este mismo blog: entrada de la ruta.

martes, diciembre 29, 2020

El legado de Sir David Attenborough

Título: David Attenborough: Una vida en nuestro planeta
Presentación: David Attenborough
Duración: 83 minutos
Año: 2020
Director: Alastair Fothergill, Jonathan Hughes, Keith Scholey
Distribuidor: Netflix

Hace ya muchos años, desde la década de 1980, que el nombre, la figura y la voz de David Attenborough se pasea por nuestras pantallas de televisión (y de ordenador). Eso para mi es casi toda mi vida. Suenan en mis oídos los nombre de series documentales de naturaleza como La vida en la Tierra (Life on Earth), Planeta Viviente (The living planet) o La vida a prueba (Trials of life). Otras menos famosas que también aproveché al máximo fueron los capítulos de La vida privada de las plantas o La vida de las aves. Hasta hace no mucho aún conservaba horas y horas de cintas VHS y CDs con esas imágenes. Más recientemente Planeta Azul o Planeta Tierra. A veces su voz sólo la escuchaba de fondo del doblador, pero otras veces (en las últimas series en plataformas digitales o DVD) me gusta oírlo en original... aunque reconozco que me pierdo buena parte.

Hoy le llamaríamos influencer. Leo en la BBC (y en otros periódicos digitales) que a sus 94 años (hace nada) publicó por primera vez en Instagram y batió el récord de menos tiempo en llegar al millón de seguidores 4 horas y 44 minutos. Ahora ya pasa de los seis millones!

Lo último, a sus 93 años, tras toda una vida dedicada a grabar y enseñarnos la vida natural en nuestro planeta es un nuevo documental: Una vida en nuestro planeta. Un título muy semejante a cualquiera de los anteriores, pero en este caso, presenta su experiencia personal sobre la situación de la relación entre el planeta y sus especies con el ser humano.

Todo es criticable y no faltan opiniones que hablan de sensiblería, sermoneo o simple enumeración. Para mi es un homenaje a quien lo merece, él mismo, con la recuperación de imágenes en blanco y negro de otras épocas, fotogramas de apariciones en todos los continentes, grabaciones tras la cámara... Y aunque el mensaje es probable que lo hayamos escuchado ya muchas veces, no por ello deja de ser cierto. Emotivo. Personalmente han sido noventa minutos de disfrute y reflexión.

Gracias Sir.

(De momento sólo disponible en Neflix)

Más información:
- Biografía en Wikipedia.
- David Attenborough en la web de la BBC.
- Reseña en la web Ladera Sur.
- Otra reseña en la web Traveler.

domingo, diciembre 20, 2020

Davallia canariensis... relicto subtropical


Nombre/Nome: Cabriña
Especie: Davallia canariensis
Familia: Davalliaceae
Orden: Aspidiales
Clase: Filicopsida
División: Pteridophyta

Quizá no sea fácil imaginar un territorio gallego influenciado por un clima subtropical, como el que existía en el Terciario (actualmente denominado Paleógeno y Neógeno), hace entre 65 y 2 millones de años. Los bosques de laurisilva eran los dominantes, con un sustrato inferior poblado especialmente por helechos y un gran número de plantas lianoides y epífitas. El cambio climático sufrido con las glaciaciones del Pleistoceno provocó el retroceso de estos bosques y a la extinción de muchas especies.

Sin embargo, algunos taxones quedaron aislados en refugios en los que las condiciones climáticas permitieron su supervivencia, pero sin poder extenderse hacia el frío del norte ni hacia la aridez del sur. A estos supervivientes los apodamos como relictos macaronésicos, flora subtropical europea del Terciario pre-glaciar. En Galicia tenemos unos cuantos de estos ejemplos en forma de helechos relegados a unas pocas localidades, acantonados en zonas costeras y húmedas, de bosques de influencias oceánica: Woodwardia radicans, Culcita macrocarpa, Dryopterias aemula, Trichomanes speciosum, etc.



Davallia canariensis es uno de ellos. Lleva once millones de años sobreviviendo como especie propia. Pertenece a la familia Davalliaceae, con 65 especies distribuidas por el trópico y subtrópico europeo. D. canariensis está presente en un área más limitada (Península Ibérica, Canarias, Azores, Madeira, costa de Marrucos, Cabo Verde, costa de Senegal y Mauritania, así como lugares más al norte, de reciente introducción).

Es un pequeño helecho cuyas frondes solitarias no pasan de 50 cm y se sitúan en dos filas sobre el rizoma, que se instala sobre rocas (silíceas), con musgos o líquenes, o árboles (especialmente robles). El pecíolo, de igual longitud que la lámina, es castaño-rojizo, marrón en la base, acanalado y cubierto de páleas (escamas). La lámina es glabra y triangular, algo coriácea, tres o cuatro veces dividida (tri, tetrapinnada), de color verde vivo.

Es perenne y las esporas se sitúan en los soros arredondeados, aislados, en el envés de la fronde y en el extremo de cada nervio, apicales. Están recubiertos de un indusio con forma de copa. Su época de reproducción es la primavera y se extiende de marzo a septiembre.





En Galicia llega a ser abundante donde el hábitat lo propicia, en lugares húmedos y sombríos (fragas), poco exigente en cuanto a luz, y hasta los 600 metros de altitud, ya que es muy sensible a las heladas. Está muy extendido su uso en jardinería y se cultiva como helecho ornamental. En Galicia no está recogida en el catálogo de especies amenazadas, pero sí en Asturias.



Más información:

- Ficha pdf en Flora ibérica.
- Blog Flora de Galicia.
- Web Asturnatura.
- Memoria de fin de grado Os fieitos relictos do Terciario en Galicia. de Eva Martínez Veiga en la Universidade da Coruña.
- Guía dos fentos de Galicia (Baía Edicións).
- Un enlace de jardinería: JardineriaOn.

sábado, diciembre 19, 2020

Forno dos Mouros (Toques, A Courña)


El PR-G 168 o Roteiro dos Megalitos es un sendero de pequeño recorrido, de unos 12 km, que discurre por los Montes do Bocelo, en el norte del concello de Toques (A Coruña), con altitudes de alrededor de los 700 metros. Uno de los puntos de mayor interés es el dolmen de Forno dos Mouros, también conocido como da Moruxosa.

Para llegar hasta él, podemos ir hasta el inicio del sendero, en Donelle. En 1,5 km de camino llegaremos al dolmen. La otra opción es dejar el coche en la carretera DP-8002, que desde Toques pasa por A Moruxosa y después de esta localidad está señalizado a la izquierda. (Enlace de Google Maps)



El dolmen, considerado como Bien de Interese Cultural,  se encuentra al pie del antiguo Camiño Real (y antiguo Camiño Primitivo de Santiago), dentro de los montes comunales de Paradela-Toques. Antes que el propio dolmen, al acercarnos, lo primero que vemos es un gran bolo granítico, simbolismo que quizá llevó a nuestros antepasados a erigir aquí uno de los más de cincuenta monumentos sepulcrales del entorno (la mayoría alineados con el Camino). Justo enfrente sale el camino que nos lleva primero al panel informativo. Vale la pena pararse unos minutos para saber lo que vamos a ver y valorar su importancia.

Se trata de uno de los monumentos megalíticos mejor conservados del patrimonio gallego. Está datado entre los períodos Neolítico y Calcolítico, lo que le atribuye unos 5000 años (III milenio ade). El túmulo presenta en total unos veinte metros de diámetro. Esta construido con granito (ortogneis de Sobrado). Consta de un cámara poligonal, de unos 3,3 metros de ancho en el eje mayor, cubierta por una gran losa sostenida por siete pilares, los ortostatos, que miden entre 2,2 y 2,4 metros de altura. Se conserva también el corredor de acceso, formado por otras dos grandes losas, pero menores que los anteriores.





El yacimiento pasó por varias intervenciones, en 1984 (sondeo), 1989 (excavación e instalación de tarima de madera ya desaparecida), 1992 y 2000 (documentación y diagnosis) y 2004 (ver pdf).

Destaca la presencia de pinturas en su interior, con motivos en zig-zag en rojo y negro sobre un revestimiento blanco. Su estado de conservación peligraba en las últimas décadas, no sólo por la acción natural (agua principalmente) si no también por el libre acceso a la cámara. En la última intervención y para preservarlas, se realizó un relleno de la cámara hasta un nivel de 1,2 metros de altura, junto con la eliminación de vigas, desbroce, sembrado de hierba... Por este motivo, el aspecto de la cámara es de techo bajo y las pinturas no están visibles, protegidas.

También se ha encontrado en el corredor de acceso un recipiente campaniforme, fragmentado en más de veinte piezas que componen unas tres cuartas partes del recipiente. Se trata de un vaso peculiar, de gran capacidad, de unos seis litros (mucho mayor que los más frecuentes), modelado con la técnica de presión (y no la habitual de churros) y decorado con la impresión de concha de almeja.

Ficha del Plan de Ordenación del concello de Toques

Planta del dolmen en Intervencións de conservación e recuperación no xacemento de Forno dos Mouros (Toques, A Coruña), en Digital CSIC




Por todo esto, el Forno dos Mouros es uno de los megalitos de referencia en Galicia. Vale la pena acercarse hasta aquí, pero además, echar un ojo a los documentos de las intervenciones arqueológicos para valorar correctamente y comprender lo que estamos viendo.

Si disponemos de un poco de tiempo, vale la pena recorrer algún tramo del Camino, acercarnos a la Pena da Moura, cargada de leyendas, o incluso visita la fervenza das Brañas, la iglesia de San Antoiño de Toques o el Monte Pilar, punto más alto de la provincia de A Coruña.

Pena da Moura


Más información:
- Ficha en Patrimonio Galego.
- Descarga en Digital CSIC del pdf de la Intervención 
- Vaso campaniforme encontrado, Cuadernos de Estudios Gallegos.
- Sendero PR-G 168 en Turgalicia.