miércoles, noviembre 17, 2021

PR-G 204 (parcial): Ponte Segade-Augas Caidas

Ruta: Ponte Segade-Mirador y cascada de Augas Caídas, PR-G 204 (parcial)
Longitud: 5,2 km
Duración: 2 horas
Tipo de ruta: lineal
Desnivel positivo acumulado: 137 m
Dificultad: fácil


En los límites entre las provincias de A Coruña y Lugo, a la altura del lugar de Ambosores (nombre muy significativo), dos regos, Santar y Tras da Serra, se unen para formar el río Sor. En poco menos de 50 km, el Sor alcanza la costa en la ría do Barqueiro. A lo largo de sus orillas, con bosques de ribera bien conservados y salpicado de refugios de pesca, pueden realizarse múltiples rutas de senderismo. Una de ellas, el PR-G 204, discurre a lo largo de unos 12 km entre el área recreativa de Ribeiras do Bispo y el Mirador de Augas Caídas. La desventaja es que es una ruta lineal, por lo que o disponemos de transporte al final o tendremos que completarla en ida y vuelta. Otra opción es hacerla por tramos, tomando como inicio-fin un punto intermedio: Ponte Segade. Estamos en el concello de Mañón.

Acceso a Ponte Segade

Comenzaremos en Ponte Segade, una área recreativa a orillas del río que cuenta con bancos y mesas, servicios, parque infantil, etc. Hay espacio para aparcar comodamente. El acceso más cómodo es desde la carretera AC-101 entre As Pontes y Ortigueira, con desvío por la CP-4401. Enlace a Google Maps.

Sendero

Comenzamos la ruta en el mismo puente de la carretera. A nuestra derecha el panel informativo. A la izquierda el área recreativa y el camino a la orilla del río. Caminamos por la orilla izquierda, siguiendo la corriente. El primer tramo se interna ya en el bosque de ribera, dominado por alisos y carballos, con abundancia de musgos, helechos y, en otoño, variedad de setas. Serpenteamos siguiendo los meandros del río, encajado.


En 1,5 km llegamos al refugio de Salustio, un antiguo molino. Los indicadores nos llevan a cruzar el río y pasar a la orilla derecha. Este será el tramo menos agradecido del camino: una pista abierta en la ladera que primero nos separa del cauce y luego desciende de nuevo hasta el refugio de Fonte Cubelas. En esta zona se situaban los últimos frezaderos (zonas de puesta) de los salmones que hace años remontaban el Sor y se consideran extinguidos en su cauce desde 1996, por cambios en el pH de sus aguas por la cercana presencia de la central térmica de As Pontes.

Unas tallas de madera (oso y caballo) nos adelantan que llegamos a As Cubelas. Debemos cruzar el puente, pero cuidado si las maderas están húmedas. Continuamos por la orilla izquierda del Sor. Este tramo requiere un poco más de atención para caminar entre las piedras. En una zona de castaños podemos observar una curripa o ouriceira, pequeña construcción tradicional en las que se secaban las castañas. En pocos minutos llegamos al punto final de la ruta.



Ante nosotros, en la poza dos Bimbes, se precipita la fervenza de Augas Caídas desde una altura de unos 30 metros. No suele llevar mucha agua, ya que se origina en el pequeño arroyo do Seixo. Por la ladera asciende una senda zigzagueante, acondicionada con barandilla que salva el desnivel hasta la parte superior de la catarata. Aquí nos encontramos con una área recreativa y un mirador espectacular. Podemos observar el encajonamiento del río en su discurrir hacia el norte en dirección a la ría.

La ruta acaba o comienza aquí, pero no el río Sor, que nos ofrece más alternativas: Ponte Ulló, Ambosores, etc.


Álbum de fotos, aunque con la lluvia que nos pilló, pocas salieron.

Más información:
- Ruta en la web de Turismo de Mañón.
- Ruta en Más rutas y menos rutinas.
- Ruta en Que ver en Galicia.
- Información del río Sor en la wen de Adela Leiro.




No hay comentarios:

Publicar un comentario